CONSEJOS PARA CRECER CEBOLLINAS EN LAS HUERTAS TROPICALES

28 septiembre, 2019 4:19 pm


Cultivar cebollas naturalmente en los trópicos puede ser un verdadero desafío, así que aquí hay algunos consejos que hemos aprendido sobre cómo cultivar cebollas.

Las cebollas se originaron en el árido cercano Oriente y fueron introducidas en el neotrópico por los primeros colonos de Europa. Al igual que el ajo, las cebollas no se adaptan bien a las condiciones cálidas y húmedas, lo que hace que se pudran en el bulbo.

Hemos solucionado el problema sembrando los bulbos en macetas alrededor de la casa o en condiciones de invernadero. Al controlar el riego de los suelos, se secan antes de que el próximo riego les ayude a prosperar. Al probar muchas variedades de cebollas, descubrimos cebollas verdes o cebollinas.

Esta variedad era originaria de la región del Nilo. Aunque no forma una bombilla grande, se adapta bien a nuestro clima cálido y, al igual que las cebollinas, forman múltiples retoños que se pueden replantar. ¡Esta es una gran ventaja ya que necesitamos menos semillas y producir más cebollas!

Es solo una cuestión de adaptarse a las hojas frescas de cebolla para la ensalada en lugar de un bulbo de cebolla. Los delgados bulbos de cebollas verdes también se pueden usar para hacer tortillas y otros platos de verduras.

Si no tiene acceso a las semillas de cebolla verde, aquí hay otro truco que funciona muy bien para cultivar hojas de cebolla rápidas en macetas o recipientes. Dado que cada bulbo de cebolla tiene el potencial de convertirse en una nueva planta, podemos aprovechar esto comprando las cebollas secas más pequeñas del mercado. Por lo general, prácticamente te las regalan. Llévate tu nuevo tesoro a casa y planta 2-3 de los bulbos pequeños con las puntas en macetas de 10-12 ”con un abono fértil y una mezcla de tierra. En poco tiempo cosecharás hojas jóvenes de cebolleta para tu ensalada.

Usos medicinales: cebollinas y cebollas, al igual que el ajo se ha utilizado durante siglos como alimento y medicina; comer cebollina fresca es una buena manera de prevenir problemas de salud. Se ha demostrado que es eficaz para reducir la presión arterial alta y el colesterol, y se sabe que es un fuerte agente antibacteriano, antiviral y antifúngico. Se ha demostrado que el jugo de cebolla inhibe numerosos microbios y hongos dañinos, incluida Candida albicans.

 Tradicionalmente, el jugo de cebolla fresca se ha utilizado para tratar infecciones de las vías respiratorias superiores, como neumonía, tos, dolor de garganta y bronquitis. Las infecciones por candidiasis o levaduras también se tratan con jugo de cebolla.

Investigaciones recientes demuestran que el jugo de cebolla es beneficioso para ayudar al asma, la artritis, el cáncer, los problemas circulatorios, los resfriados, la gripe, las infecciones, el insomnio, la enfermedad hepática, la sinusitis, las úlceras y las infecciones por hongos.

Cómo se prepara: Para tratar la tos, los resfriados y la gripe, mezcle o extraiga el jugo de varias cebollas, cuele y mezcle 15-30 ml de miel en un recipiente de vidrio limpio. Este es un excelente remedio casero para tratar a los niños, ya que la miel esconde el sabor picante del jugo de cebolla. Dosis: 1-6 cucharadas soperas por día. También encontrará que mezclar cebolla y jugo de naranja juntos proporciona una bebida saludable para la salud.

Comparte en tus redes sociales:
Categorías Relacionadas: