En el mes de la mujer

22 marzo, 2020 4:26 pm

“ A lo único que renuncio es a la facultad de renuncia, a retirarme: la aceptación de la igualdad y el intelecto. Estoy viva… Soy hermosa… ¿Hay algo más?”

 Susan Sontag 

Esta frase, encierra por mucho lo que define a una mujer que cree en sí misma, que lucha día a día para conseguir mejor calidad de vida para quienes la rodean, que cree por lo que lucha y que ha podido crear una imagen de poder en sí misma.

Periódico Enlace envía un saludo a todas las mujeres,  que desde su posición impactan positivamente el desarrollo económico y social de Costa Rica.  Nuestro reconocimiento a una mujer que por más de 15 años ha estado compartiendo su talento culinario en nuestra cooperativa hermana Coopeuvita:

Lidieth Zamora Portuguez

Si visita  el Hotel Canto de Ballenas en Uvita de Osa, podrá conocer a doña Lidieth Zamora, quien le servirá un riquísimo desayuno o almuerzo, un delicioso café  y le atenderá con espíritu de servicio y cordialidad.  Esta mujer es nativa de Quepos y se trasladó a vivir a Uvita  a sus doce años de edad, En esta comunidad  inició su vida laboral, trabajando  en quehaceres de casa desde sus quince  años.  Es madre de seis hijos a quienes les ha procurado una calidad de vida y les ha proporcionado los recursos para que estudien y se preparen, mediante los ingresos únicos de ella, como jefa de hogar. Desde sus quince años, trabaja en Coopeuvita. Ella nos cuenta un poquito de su historia.

“Yo llegué a trabajar a la coopeuvita hace más de quince años, cuando el Hotel Canto de Ballenas se inauguró, en 1988.  Gracias a que mi papá fue socio fundador,  el Consejo de Coopeuvita me aceptó como asociada.  He trabajdo  en limpieza, cocina, habitaciones, recepción, atención a los clientes. En Canto de Ballenas aprendí a ser multifuncional. Trabajar en Coopeuvita me ha ayudado muchísimo porque soy jefa de hogar, padre y madre para mis hijos.

 Coopeuvita me dio la oportunidad de formar una pequeña empresa para atender la cocina del hotel por un porcentaje. Aunque yo siempre era la encargada de cocina, me animé a aceptar este reto, con mi compañera Sonia Fonseca Rojas.  Ahora atendemos el área de cocina y ayudamos en la limpieza del hotel.  Emprender es un reto que asumí, gracias a la experiencia que tengo en este trabajo;  me animé a crecer y ser dueña de mi propia empresa.  Las mujeres somos capaces de muchas cosas, solo que a veces nos da miedo porque no nos damos cuenta de la fuerza que nos caracteriza”