Prensa Presidencia

  • Inversión del BANHVI es de ȼ12.648 millones en comunidades de Matina, Siquirres, Talamanca, Limón, Turrialba, Coto Brus, Buenos Aires, Corredores y Golfito.

·       Diseño y materiales constructivos responden a la cultura de los pueblos originarios.

·       En todos los casos, la construcción se realizó en el terreno otorgado a cada familia dentro del territorio por la Asociación de Desarrollo Indígena del lugar.  

·       Proyectos requirieron un financiamiento adicional para el traslado de materiales, ya fuera en caballos, embarcaciones, cuadraciclos o mediante cuadrillas de trabajadores por trochas en las montañas. 

 

San José. Con recursos del bono por ȼ12.648 millones, el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) ha dotado de casa nueva a 999 familias de comunidades indígenas de los cantones de Matina, Siquirres, Talamanca, Limón, Turrialba, Coto Brus, Buenos Aires, Corredores y Golfito, durante la administración Alvarado Quesada.

En el marco de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se celebra este 9 de agosto, el BANHVI informó que las viviendas son construidas, en su mayoría, en todos sus elementos estructurales y paredes, con madera certificada y con tratamientos químicos para hacerla más durable, aunque un porcentaje aún prefiere la construcción con baldosas.

El uso de estos materiales, así como el diseño de las viviendas responde a las necesidades y preferencias de las comunidades, en concordancia con su cultura y tradiciones y con aspectos de topografía y clima imperante.

Según explicó la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, Irene Campos Gómez, por la ubicación de algunos de los caseríos y la topografía del terreno, el BANHVI debe realizar un financiamiento adicional para el rubro de transporte, al ser necesario el traslado de los materiales hasta el sitio de la construcción en el lomo de caballos, embarcaciones a través de ríos, cuadraciclos e incluso mediante cuadrillas de trabajadores por senderos o trochas en las montañas.

“Para esta administración dotar de vivienda digna a las poblaciones de todo el país, aún aquellas que se encuentran en zonas de difícil acceso, es primordial y esto ha permitido que familias de diferentes comunidades indígenas cuenten hoy con un techo seguro para sus integrantes”, destacó la ministra Campos.

Adicionalmente, para garantizar el suministro de energía eléctrica en comunidades de difícil acceso, el BANHVI financia la instalación de un panel solar para garantizarle a la familia iluminación durante las noches y la posibilidad de conectar utensilios de cocina y otros electrodomésticos.

El gerente general del BANHVI, Dagoberto Hidalgo, comentó que, con respecto a la tipología constructiva, los diseños permiten a sus ocupantes disfrutar de casas frescas con espacios familiares y ambientes propios de su cultura. Además, el uso de pilotes contribuye a reducir el movimiento de tierras y minimiza la afectación en caso de inundaciones.

Hidalgo reiteró el compromiso institucional de dotar a los pueblos originarios de una vivienda de calidad y adaptadas a sus necesidades. Destacó que de esta manera “se brindan mayores oportunidades a este sector de la población costarricense y adicionalmente se cierran brechas sociales”.

 

Desarrollos en 10 territorios 

Las 999 viviendas para familias indígenas del país, construidas en la administración Alvarado Quesadam están distribuidas en diferentes caseríos y poblados de 10 territorios indígenas del país.

En la región Caribe, la inversión realizada impactó directamente en la calidad de vida de 280 familias del Territorio Bribri de Talamanca; 59 del Territorio Cabécar de Talamanca y 109 del Territorio Cábecar Tayní. En el Territorio Alto Chirripó son 101 familias con vivienda nueva y 39 del Territorio Bajo Chirripó.

En la zona sur del país, el financiamiento con subsidios benefició a 219 familias del Territorio Ngöbe de Coto Brus, otras 138 familias de la comunidad Bribri de Salitre, 16 en Rey Curré y 8 más en el Territorio Boruca, en Buenos Aires de Puntarenas. También el bono de vivienda facilitó la construcción de casa nueva a 30 familias del Territorio de Comte Burica, ubicado entre Corredores y Golfito.

En todos los casos, la construcción se realizó en el terreno otorgado a cada familia dentro del territorio por parte de la Asociación de Desarrollo Indígena del lugar.

Los proyectos fueron presentados para su análisis y financiamiento ante el BANHVI por la Fundación Costa Rica-Canadá, COOPENAE RL, COOPEUNA RL y el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU).

La construcción de las casas fue realizada por las empresas: Sociedad Maderera de Barrio Cuba (Somabacu), Darqco SRL, Davivienda S.A. y Constructora Brenes y Morgan S.A.

999 familias indígenas recibieron casas diseñadas conforme a sus tradiciones

10 agosto, 2021 1:23 pm

Prensa Presidencia

  • Inversión del BANHVI es de ȼ12.648 millones en comunidades de Matina, Siquirres, Talamanca, Limón, Turrialba, Coto Brus, Buenos Aires, Corredores y Golfito.

·       Diseño y materiales constructivos responden a la cultura de los pueblos originarios.

·       En todos los casos, la construcción se realizó en el terreno otorgado a cada familia dentro del territorio por la Asociación de Desarrollo Indígena del lugar.  

·       Proyectos requirieron un financiamiento adicional para el traslado de materiales, ya fuera en caballos, embarcaciones, cuadraciclos o mediante cuadrillas de trabajadores por trochas en las montañas. 

 

San José. Con recursos del bono por ȼ12.648 millones, el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) ha dotado de casa nueva a 999 familias de comunidades indígenas de los cantones de Matina, Siquirres, Talamanca, Limón, Turrialba, Coto Brus, Buenos Aires, Corredores y Golfito, durante la administración Alvarado Quesada.

En el marco de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se celebra este 9 de agosto, el BANHVI informó que las viviendas son construidas, en su mayoría, en todos sus elementos estructurales y paredes, con madera certificada y con tratamientos químicos para hacerla más durable, aunque un porcentaje aún prefiere la construcción con baldosas.

El uso de estos materiales, así como el diseño de las viviendas responde a las necesidades y preferencias de las comunidades, en concordancia con su cultura y tradiciones y con aspectos de topografía y clima imperante.

Según explicó la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, Irene Campos Gómez, por la ubicación de algunos de los caseríos y la topografía del terreno, el BANHVI debe realizar un financiamiento adicional para el rubro de transporte, al ser necesario el traslado de los materiales hasta el sitio de la construcción en el lomo de caballos, embarcaciones a través de ríos, cuadraciclos e incluso mediante cuadrillas de trabajadores por senderos o trochas en las montañas.

“Para esta administración dotar de vivienda digna a las poblaciones de todo el país, aún aquellas que se encuentran en zonas de difícil acceso, es primordial y esto ha permitido que familias de diferentes comunidades indígenas cuenten hoy con un techo seguro para sus integrantes”, destacó la ministra Campos.

Adicionalmente, para garantizar el suministro de energía eléctrica en comunidades de difícil acceso, el BANHVI financia la instalación de un panel solar para garantizarle a la familia iluminación durante las noches y la posibilidad de conectar utensilios de cocina y otros electrodomésticos.

El gerente general del BANHVI, Dagoberto Hidalgo, comentó que, con respecto a la tipología constructiva, los diseños permiten a sus ocupantes disfrutar de casas frescas con espacios familiares y ambientes propios de su cultura. Además, el uso de pilotes contribuye a reducir el movimiento de tierras y minimiza la afectación en caso de inundaciones.

Hidalgo reiteró el compromiso institucional de dotar a los pueblos originarios de una vivienda de calidad y adaptadas a sus necesidades. Destacó que de esta manera “se brindan mayores oportunidades a este sector de la población costarricense y adicionalmente se cierran brechas sociales”.

 

Desarrollos en 10 territorios 

Las 999 viviendas para familias indígenas del país, construidas en la administración Alvarado Quesadam están distribuidas en diferentes caseríos y poblados de 10 territorios indígenas del país.

En la región Caribe, la inversión realizada impactó directamente en la calidad de vida de 280 familias del Territorio Bribri de Talamanca; 59 del Territorio Cabécar de Talamanca y 109 del Territorio Cábecar Tayní. En el Territorio Alto Chirripó son 101 familias con vivienda nueva y 39 del Territorio Bajo Chirripó.

En la zona sur del país, el financiamiento con subsidios benefició a 219 familias del Territorio Ngöbe de Coto Brus, otras 138 familias de la comunidad Bribri de Salitre, 16 en Rey Curré y 8 más en el Territorio Boruca, en Buenos Aires de Puntarenas. También el bono de vivienda facilitó la construcción de casa nueva a 30 familias del Territorio de Comte Burica, ubicado entre Corredores y Golfito.

En todos los casos, la construcción se realizó en el terreno otorgado a cada familia dentro del territorio por parte de la Asociación de Desarrollo Indígena del lugar.

Los proyectos fueron presentados para su análisis y financiamiento ante el BANHVI por la Fundación Costa Rica-Canadá, COOPENAE RL, COOPEUNA RL y el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU).

La construcción de las casas fue realizada por las empresas: Sociedad Maderera de Barrio Cuba (Somabacu), Darqco SRL, Davivienda S.A. y Constructora Brenes y Morgan S.A.