RESUMEN DE PROPUESTAS INICIALES PARA ENFRENTAR LA CRISIS SANITARIA, SOCIAL Y ECONÓMICA DE LA COVID 19 DESDE UNA PERSPECTIVA SOCIAL Y SOLIDARIA

Entregadas al Presidente de la República el jueves 02 de abril de 2020

  1. PROPUESTAS PARA ENFRENTAR LA CRISIS SANITARIA Y DE SALUD PÚBLICA

1.1.Si en el curso de la crisis las medidas de distanciamiento y aislamiento total llegaran a hacerse obligatorias, así como si se llegara a ampliar la cantidad de horas de restricción vehicular, el Estado deberá estar preparado para garantizar el suministro a toda la población de los bienes y servicios esenciales para la sobrevivencia (agua, electricidad, medicamentos, alimentos básicos, etc.).

1.2.Todas y todos los funcionarios que se encuentren laborando en la primera línea de atención (CCSS, Ministerio de Salud, Ministerio de Seguridad, Oficiales de Tránsito, Ministerio de Educación, etc.), deben contar con la máxima protección posible para prevenir el contagio, incluyendo la disponibilidad inmediata y suficiente de implementos de protección. Quienes presenten enfermedades o patologías que aumenten su riesgo de enfermar gravemente deben ser ubicados en otras labores.

1.3.Todas las despensas, supermercados, farmacias, oficinas públicas, clínicas, bancos, etc., en donde se realice un trato cara a cara entre personal y usuarios, deben, obligatoriamente, ponerse barreras separadoras de vidrio o plástico cristalizado para reducir el riesgo de contagios.

1.4.Para disminuir la aglomeración de trabajadores en fábricas y oficinas, y en los casos en que sea posible, el teletrabajo puede complementarse con “trabajo a domicilio”. Pero deben extremarse las medidas de prevención necesarias en materia de salud y seguridad.

1.5.Incluso antes de llegar a un distanciamiento y aislamiento total (con las excepciones del caso), será imprescindible constituir una gran flota de distribución de alimentos y medicamentos, especialmente apoyar a personas con alto riesgo. Para este propósito, el Estado puede contratar a una parte de las personas desempleadas y contar con el apoyo de las demás instituciones (como universidades públicas) que no están en la primera línea de operaciones contra la covid-19. Para concretar lo anterior, los funcionarios públicos que no realicen actividades esenciales ni teletrabajo, podrán realizar tareas en la distribución y en otras actividades requeridas para atender la emergencia.

1.6.No se debe permitir el debilitamiento del sistema de salud pública, en especial los recursos de recibe la CCSS. El Estado deberá compensar los ingresos no percibidos debido a un incremento en la informalidad laboral o a una merma considerable en las contribuciones a la seguridad social por causa del mayor desempleo.

  1. PROPUESTAS PARA MITIGAR LA CRISIS ECONÓMICA Y EVITAR UNA GRAN RECESIÓN

2.1.Sostener la inversión pública hasta donde sea posible, extremando medidas de protección a los trabajadores.

2.2.Ayudas estatales a las mipymes y empresas de la economía social y solidaria, para reducir al mínimo los despidos; por ejemplo, asumiendo el Estado los costos por contribuciones a la seguridad social (o una parte de estos).

2.3.Establecer un diálogo inmediato con las grandes empresas para impedir despidos masivos. Emular las iniciativas de empresas como Grupo Purdy y Fifco (cero impacto o impacto mínimo en el empleo).

2.4.Acceso inmediato de los recursos del Fondo de Capitalización Laboral (FCL) para los trabajadores en situación de desempleo o disminución de jornada.

2.5.Agilizar el pronto subsidio estatal a trabajadores que pierdan su trabajo o vean disminuida su jornada. Una parte de estos pueden ser contratados para realizar otras tareas que la sociedad demanda en este momento (distribución, cuidados, preparación de alimentos, confección de mascarillas, etc.).

2.6.Préstamos blandos a mipymes y empresas de economía social y solidaria para capital de trabajo, con tasas subsidiadas y períodos de gracia de hasta seis meses una vez superada la crisis; así como suspensión temporal de todas las cuotas (principal e intereses) de préstamos de empresas y familias con fuerte reducción de sus ingresos.

2.7.Cambios en el marco regulatorio del sector financiero (Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, CONASSIF) que permita a las instituciones del sector apoyar a las empresas del sector real de la economía; por ejemplo, variando el parámetro utilidades/patrimonio u otras normas financieras de supervisión prudencial.

2.8.Estricta regulación de precios por parte del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) para evitar la especulación con bienes básicos o altamente demandados por la situación de crisis.

2.9.Durante el período de crisis y hasta tres meses posteriores a su fin, no se llevarán a cabo cortes de agua ni electricidad a familias y negocios morosos, y podrán establecerse tarifas rebajadas para aquellas que hayan mermado sus ingresos a causa de la crisis.

2.10.Suspensión temporal de pagos por patentes municipales en el caso de empresas, según corresponda según su grado de afectación por la crisis.

2.11.Realizar las reformas legales necesarias para que un % de los recursos de la banca pública y privada incluyendo al Sistema de Banca para el Desarrollo y así destinar esos fondos para capital de riesgo.

2.12.Que el Poder Ejecutivo convoque el proyecto de ley 20.861, que establece un límite a las tasas de interés.

2.13.Favorecer la producción agropecuaria nacional con políticas de estímulo hacia ella y mediante una política arancelaria de emergencia que proteja al productor nacional.

2.14. Activa negociación de Estado en el plano internacional para la condonación de la deuda externa de países de renta baja, y renegociación de la deuda para países de renta media y media alta. Lo mismo en cuanto a la ayuda financiera de estos organismos para enfrentar la crisis.

  1. PROPUESTAS PARA EVITAR UNA CRISIS HUMANITARIA

3.1.Incluir a las personas trabajadoras del sector informal en el programa de ayudas estatales que garanticen un consumo básico para toda la población.

3.2.Garantizar el acceso de los productos de la canasta básica y otros bienes y servicios que estén orientados a satisfacer las necesidades básicas de toda la población (agua, electricidad, combustibles, servicios clínicos y hospitalarios, medicamentos y productos de prevención de contagios, alimentos de primera necesidad, servicios de suministro, servicios de seguridad, servicios bancarios, etc.).

3.3.Suspensión para el año 2020 de la Regla Fiscal.

3.4.Los funcionarios públicos que no hagan trabajo presencial ni teletrabajo, podrán, de manera solidaria, realizar tareas que la sociedad demanda en esta emergencia, como trabajo de cuidados y distribución de alimentos y medicamentos. Por ejemplo, apoyando a Correos de Costa Rica, al INAMU, a FANAL, INA, etc.

3.5.Condonación de deudas para los pequeños productores agrícolas altamente endeudados y que se encuentran en alto riesgo de perder sus propiedades (cerca de 11 000 familias).

3.6.Activa acción internacional del Estado para garantizar acceso universal a la vacuna contra el coronavirus una vez que esté disponible. Lo mismo con medicamentos y dispositivos preventivos y de tratamiento de la enfermedad. Se deben tomar las previsiones posibles para afrontar sobreprecios en los mercados internacionales de estos bienes, debido al cierre de fronteras de países productores de principios activos como la hidroxicloroquina, la baja oferta y la consecuente especulación. Urge un fondo especial para la adquisición de este medicamento.

3.7.Todas y todos los “habitantes de la calle” deben ser ubicados en instalaciones públicas o privadas que les permitan ser atendidos integralmente y con respeto de sus derechos humanos mientras dura la crisis. Fortalecer con ayudas excepcionales las organizaciones sociales con dispositivos móviles y fijos que brindan atención a personas en situación de calle.

  1. PROPUESTAS DIRIGIDAS A APOYAR Y FORTALECER LA ECONOMÍA SOCIAL

4.1. Identificar con urgencia las unidades productivas de la economía social solidaria, tanto del sector formal como del informal, que están siendo afectadas por la crisis; categorizarlas según el grado de afectación y elaborar un plan de acción desde la Dirección de Economía Social Solidaria de Ministerio de Trabajo y Seguridad Social junto con la Cámara Nacional de Economía Social Solidaria (CANAESS) para responder en tres momentos: corto, mediano y largo plazo.

4.2.Que el Departamento de Certificaciones PYME del MEIC aplique la fórmula de Economía Social Solidaria que certifica a estas organizaciones como micro, pequeñas y medianas empresas de la economía social, definidas en el Decreto ejecutivo N.º 39278-MEIC (Artículo 2 .10), con el objetivo de que tengan acceso a los fondos de las diferentes Instituciones y fideicomisos que se establecen en la Ley N° 8262, Ley de fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas y sus reformas.

4.3.Que el INFOCOOP establezca líneas de crédito especiales para las cooperativas de ahorro y crédito con el fin de que se estructuren programas crediticios especiales a sus asociados que mantengan la economía nacional dinámica y activa.

4.4.Crear una campaña de consumo consciente, responsable y solidario en las comunidades, tanto rurales como urbanas, y formas de articulación campo-ciudad, así como generar canales de encadenamientos comerciales.

4.5.Que la plataforma de compras institucionales del CNP brinde la oportunidad de articular en cadenas de valor empresas de la economía social solidaria y pymes para facilitar el sistema de compras colectivas de alimentos, favoreciendo el abastecimiento y distribución de los productos locales y de los territorios.

4.6.Que el MTSS extienda una moratoria inmediata para la renovación de figuras jurídicas de las entidades de la economía social solidaria que, por la crisis de la covid-19, no han podido realizar las asambleas para la elección de sus cuerpos directivos y representantes legales.

4.7. Solicitar la tramitación expedita del proyecto de ley No. 20256, Reforma a la Ley No, 7391, que permitiría a las cooperativas de Ahorro y Crédito financiar y realizar operaciones con mipymes y organizaciones de la economía social solidaria.

4.8. Impulso del Programa Nacional de Reactivación Cafetalera desde la Economía Social Solidaria.

4.9.Utilizar recursos de FONATEL para dotar de equipos de computación y conectividad adecuada, que permita a micro, pequeños y medianos emprendedores y organizaciones de la Economía Social Solidaria poder colocar sus productos y vender en línea, a la vez conectarse con plataformas que ayuden en la distribución y comercialización; esto con alianzas públicos privadas (Fonatel, Micitt, Universidades públicas y privadas, ICE, operadoras de telefonía, colocadoras de cableras y fibra óptica) con lo que se establecería una base tecnológica donde puedan emerger numerosas y nuevas empresas que creadoras de empleo (economía digital).

 

  1. CREACIÓN DE UN FONDO SOLIDARIO PARA PROTEGER A LAS PERSONAS MÁS VULNERABLES NO CONTEMPLADAS EN EL PLAN PROTEGER

 

5.1.Redirigir recursos de la Ley Antitabaco para fortalecer el Plan Proteger y las acciones de atención médica de la CCSS.

5.2.Creación de un Fondo de Contribución Solidaria mediante un impuesto temporal altamente progresivo (pero no confiscatorio) a todos los ingresos medios altos y altos, indistintamente de la fuente (superiores a 1.2 millones mensuales) y haciendo un cálculo equivalente para los trabajadores independientes, profesionales liberales, patronos, receptores de rentas del capital y grandes empresas de zonas francas. El impuesto podría regir hasta diciembre de 2020 (Proyecto de ley).

5.3.Impuesto a las altas fortunas financieras por una única vez del 0,01 por ciento.

5.4.Utilización de un porcentaje de la rebaja en el precio de los combustibles para fortalecer el Plan Proteger, pero sin afectar al transporte público ni a la industria nacional.

5.5.Compra de Bonos del Ministerio de Hacienda, por parte del Banco Central en el mercado secundario que permita una capitalización del Ministerio de Hacienda en el actual período de crisis y para aumentar los recursos para el Plan Proteger.

5.6.Modificación de la Ley Orgánica del Banco Central para ampliar hasta un año la devolución de Letras del Tesoro en situaciones de Estado de Emergencia Nacional.

 

  1. PROPUESTAS DE REFORMAS ECONÓMICAS, SOCIALES Y AMBIENTALES POSTCRISIS

 

6.1.Impulsar reformas legales necesarias para la creación de un seguro de desempleo.

6.2.Modificaciones legales necesarias para dar sustento legal e institucional a la Economía social solidaria (Ley marco de Economía Social Solidaria, Ley de Cooperativas, Ley de Asociaciones, etc).

6.3.Conjunto de propuestas de la Fundación Friedrich-Ebert-Stiftung y el Observatorio Económico y Social de la Universidad Nacional para disminuir drásticamente la informalidad laboral y empresarial.

6.4.Conjunto        de  Propuestas        Fundación  Friedrich-Ebert-Stiftung  y  el  Observatorio Económico y Social de la Universidad Nacional para enfrentar la crisis estructural del empleo en Costa Rica.

6.5.Fortalecimiento del Sistema de Seguridad y Protección Social (CCSS, economía de los cuidados).

6.6.Ampliar el alcance del decreto ejecutivo 42227-MS-S que declara la emergencia sanitaria por la covid-19, de manera que considere la emergencia también en su dimensión económica y social y, por lo tanto, que asegure que el Plan Nacional de la Emergencia garantice que el Fondo Nacional de Emergencias cuente con suficientes recursos para las tareas de recuperación socioeconómica.

6.7.Defender la salud pública y el derecho a una digna jubilación, en cuanto derechos humanos irrenunciables, más allá de la versión economicista que enfatiza los “altos costos por cargas sociales”; aunque sin renunciar a este debate.

6.8.Que el Poder Ejecutivo convoque el proyecto de Ley Marco del Derecho Humano a la Alimentación y de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (Expediente 20.076), y exhorte a la Asamblea Legislativa para su pronta aprobación.

6.9. Impulsar una propuesta estratégica de Transformación Social y Ecológica de la economía costarricense, con perspectiva territorial y con activa participación de los distintos sectores de la sociedad; y donde la descarbonización es sólo un componente importante de la misma.

 

  1. PROPUESTAS PARA INCORPORAR A LAS MUJERES Y LA IGUALDAD DE GÉNERO EN LA GESTIÓN DE LA RESPUESTA A LA CRISIS.

 

7.1. Que todos los datos institucionales que se recojan deben ser segregados por sexo, ya que solo así se podrá medir el impacto diferenciado entre hombres y mujeres en la crisis del Covid-19. Solo de esta manera se podrá canalizar los diferentes fondos específicos dirigido a las mujeres como los de Fomujeres, del INAMU.

7.2.Acoger en su totalidad e impulsar activamente las 14 recomendaciones de ONU-MUJERES sobre “cómo incorporar a las mujeres y la igualdad de género en la gestión de la respuesta a la crisis” (ver https://lac.unwomen.org/es/digiteca/publicaciones/ 2020/03/covid-como-incorporar-a-las-mujeres-y-la-igualdad-de-genero-en-la-gestion-de-respuesta).

7.3.Establecer políticas y medidas dirigidas especialmente a contrarrestar los efectos de la crisis sobre las mujeres más afectadas: trabajadoras del campo, trabajadoras domésticas, cuidadoras, etc.

7.4. Implementar con carácter de urgencia medidas preventivas para evitar un incremento en la violencia intrafamiliar contra mujeres, niños y niñas relacionada con el confinamiento en los hogares, tal como lo han advertido el PANI y el INAMU.

7.5.Promover la corresponsabilidad del cuido como parte integral de las acciones de trabajos no remunerados que se dan en el hogar.

7.6.Impulsar políticas y cambios institucionales que permitan transformar la “crisis de los cuidados” en una oportunidad para visibilizar e institucionalizar la economía y el trabajo de los cuidados, con especial énfasis en el papel de las mujeres como cuidadoras.

COMISIÓN CONSULTIVA DEL CONSEJO PRESIDENCIAL DE ECONOMÍA SOCIAL SOLIDARIA

3 abril, 2020 10:30 am

RESUMEN DE PROPUESTAS INICIALES PARA ENFRENTAR LA CRISIS SANITARIA, SOCIAL Y ECONÓMICA DE LA COVID 19 DESDE UNA PERSPECTIVA SOCIAL Y SOLIDARIA

Entregadas al Presidente de la República el jueves 02 de abril de 2020

  1. PROPUESTAS PARA ENFRENTAR LA CRISIS SANITARIA Y DE SALUD PÚBLICA

1.1.Si en el curso de la crisis las medidas de distanciamiento y aislamiento total llegaran a hacerse obligatorias, así como si se llegara a ampliar la cantidad de horas de restricción vehicular, el Estado deberá estar preparado para garantizar el suministro a toda la población de los bienes y servicios esenciales para la sobrevivencia (agua, electricidad, medicamentos, alimentos básicos, etc.).

1.2.Todas y todos los funcionarios que se encuentren laborando en la primera línea de atención (CCSS, Ministerio de Salud, Ministerio de Seguridad, Oficiales de Tránsito, Ministerio de Educación, etc.), deben contar con la máxima protección posible para prevenir el contagio, incluyendo la disponibilidad inmediata y suficiente de implementos de protección. Quienes presenten enfermedades o patologías que aumenten su riesgo de enfermar gravemente deben ser ubicados en otras labores.

1.3.Todas las despensas, supermercados, farmacias, oficinas públicas, clínicas, bancos, etc., en donde se realice un trato cara a cara entre personal y usuarios, deben, obligatoriamente, ponerse barreras separadoras de vidrio o plástico cristalizado para reducir el riesgo de contagios.

1.4.Para disminuir la aglomeración de trabajadores en fábricas y oficinas, y en los casos en que sea posible, el teletrabajo puede complementarse con “trabajo a domicilio”. Pero deben extremarse las medidas de prevención necesarias en materia de salud y seguridad.

1.5.Incluso antes de llegar a un distanciamiento y aislamiento total (con las excepciones del caso), será imprescindible constituir una gran flota de distribución de alimentos y medicamentos, especialmente apoyar a personas con alto riesgo. Para este propósito, el Estado puede contratar a una parte de las personas desempleadas y contar con el apoyo de las demás instituciones (como universidades públicas) que no están en la primera línea de operaciones contra la covid-19. Para concretar lo anterior, los funcionarios públicos que no realicen actividades esenciales ni teletrabajo, podrán realizar tareas en la distribución y en otras actividades requeridas para atender la emergencia.

1.6.No se debe permitir el debilitamiento del sistema de salud pública, en especial los recursos de recibe la CCSS. El Estado deberá compensar los ingresos no percibidos debido a un incremento en la informalidad laboral o a una merma considerable en las contribuciones a la seguridad social por causa del mayor desempleo.

  1. PROPUESTAS PARA MITIGAR LA CRISIS ECONÓMICA Y EVITAR UNA GRAN RECESIÓN

2.1.Sostener la inversión pública hasta donde sea posible, extremando medidas de protección a los trabajadores.

2.2.Ayudas estatales a las mipymes y empresas de la economía social y solidaria, para reducir al mínimo los despidos; por ejemplo, asumiendo el Estado los costos por contribuciones a la seguridad social (o una parte de estos).

2.3.Establecer un diálogo inmediato con las grandes empresas para impedir despidos masivos. Emular las iniciativas de empresas como Grupo Purdy y Fifco (cero impacto o impacto mínimo en el empleo).

2.4.Acceso inmediato de los recursos del Fondo de Capitalización Laboral (FCL) para los trabajadores en situación de desempleo o disminución de jornada.

2.5.Agilizar el pronto subsidio estatal a trabajadores que pierdan su trabajo o vean disminuida su jornada. Una parte de estos pueden ser contratados para realizar otras tareas que la sociedad demanda en este momento (distribución, cuidados, preparación de alimentos, confección de mascarillas, etc.).

2.6.Préstamos blandos a mipymes y empresas de economía social y solidaria para capital de trabajo, con tasas subsidiadas y períodos de gracia de hasta seis meses una vez superada la crisis; así como suspensión temporal de todas las cuotas (principal e intereses) de préstamos de empresas y familias con fuerte reducción de sus ingresos.

2.7.Cambios en el marco regulatorio del sector financiero (Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, CONASSIF) que permita a las instituciones del sector apoyar a las empresas del sector real de la economía; por ejemplo, variando el parámetro utilidades/patrimonio u otras normas financieras de supervisión prudencial.

2.8.Estricta regulación de precios por parte del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) para evitar la especulación con bienes básicos o altamente demandados por la situación de crisis.

2.9.Durante el período de crisis y hasta tres meses posteriores a su fin, no se llevarán a cabo cortes de agua ni electricidad a familias y negocios morosos, y podrán establecerse tarifas rebajadas para aquellas que hayan mermado sus ingresos a causa de la crisis.

2.10.Suspensión temporal de pagos por patentes municipales en el caso de empresas, según corresponda según su grado de afectación por la crisis.

2.11.Realizar las reformas legales necesarias para que un % de los recursos de la banca pública y privada incluyendo al Sistema de Banca para el Desarrollo y así destinar esos fondos para capital de riesgo.

2.12.Que el Poder Ejecutivo convoque el proyecto de ley 20.861, que establece un límite a las tasas de interés.

2.13.Favorecer la producción agropecuaria nacional con políticas de estímulo hacia ella y mediante una política arancelaria de emergencia que proteja al productor nacional.

2.14. Activa negociación de Estado en el plano internacional para la condonación de la deuda externa de países de renta baja, y renegociación de la deuda para países de renta media y media alta. Lo mismo en cuanto a la ayuda financiera de estos organismos para enfrentar la crisis.

  1. PROPUESTAS PARA EVITAR UNA CRISIS HUMANITARIA

3.1.Incluir a las personas trabajadoras del sector informal en el programa de ayudas estatales que garanticen un consumo básico para toda la población.

3.2.Garantizar el acceso de los productos de la canasta básica y otros bienes y servicios que estén orientados a satisfacer las necesidades básicas de toda la población (agua, electricidad, combustibles, servicios clínicos y hospitalarios, medicamentos y productos de prevención de contagios, alimentos de primera necesidad, servicios de suministro, servicios de seguridad, servicios bancarios, etc.).

3.3.Suspensión para el año 2020 de la Regla Fiscal.

3.4.Los funcionarios públicos que no hagan trabajo presencial ni teletrabajo, podrán, de manera solidaria, realizar tareas que la sociedad demanda en esta emergencia, como trabajo de cuidados y distribución de alimentos y medicamentos. Por ejemplo, apoyando a Correos de Costa Rica, al INAMU, a FANAL, INA, etc.

3.5.Condonación de deudas para los pequeños productores agrícolas altamente endeudados y que se encuentran en alto riesgo de perder sus propiedades (cerca de 11 000 familias).

3.6.Activa acción internacional del Estado para garantizar acceso universal a la vacuna contra el coronavirus una vez que esté disponible. Lo mismo con medicamentos y dispositivos preventivos y de tratamiento de la enfermedad. Se deben tomar las previsiones posibles para afrontar sobreprecios en los mercados internacionales de estos bienes, debido al cierre de fronteras de países productores de principios activos como la hidroxicloroquina, la baja oferta y la consecuente especulación. Urge un fondo especial para la adquisición de este medicamento.

3.7.Todas y todos los “habitantes de la calle” deben ser ubicados en instalaciones públicas o privadas que les permitan ser atendidos integralmente y con respeto de sus derechos humanos mientras dura la crisis. Fortalecer con ayudas excepcionales las organizaciones sociales con dispositivos móviles y fijos que brindan atención a personas en situación de calle.

  1. PROPUESTAS DIRIGIDAS A APOYAR Y FORTALECER LA ECONOMÍA SOCIAL

4.1. Identificar con urgencia las unidades productivas de la economía social solidaria, tanto del sector formal como del informal, que están siendo afectadas por la crisis; categorizarlas según el grado de afectación y elaborar un plan de acción desde la Dirección de Economía Social Solidaria de Ministerio de Trabajo y Seguridad Social junto con la Cámara Nacional de Economía Social Solidaria (CANAESS) para responder en tres momentos: corto, mediano y largo plazo.

4.2.Que el Departamento de Certificaciones PYME del MEIC aplique la fórmula de Economía Social Solidaria que certifica a estas organizaciones como micro, pequeñas y medianas empresas de la economía social, definidas en el Decreto ejecutivo N.º 39278-MEIC (Artículo 2 .10), con el objetivo de que tengan acceso a los fondos de las diferentes Instituciones y fideicomisos que se establecen en la Ley N° 8262, Ley de fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas y sus reformas.

4.3.Que el INFOCOOP establezca líneas de crédito especiales para las cooperativas de ahorro y crédito con el fin de que se estructuren programas crediticios especiales a sus asociados que mantengan la economía nacional dinámica y activa.

4.4.Crear una campaña de consumo consciente, responsable y solidario en las comunidades, tanto rurales como urbanas, y formas de articulación campo-ciudad, así como generar canales de encadenamientos comerciales.

4.5.Que la plataforma de compras institucionales del CNP brinde la oportunidad de articular en cadenas de valor empresas de la economía social solidaria y pymes para facilitar el sistema de compras colectivas de alimentos, favoreciendo el abastecimiento y distribución de los productos locales y de los territorios.

4.6.Que el MTSS extienda una moratoria inmediata para la renovación de figuras jurídicas de las entidades de la economía social solidaria que, por la crisis de la covid-19, no han podido realizar las asambleas para la elección de sus cuerpos directivos y representantes legales.

4.7. Solicitar la tramitación expedita del proyecto de ley No. 20256, Reforma a la Ley No, 7391, que permitiría a las cooperativas de Ahorro y Crédito financiar y realizar operaciones con mipymes y organizaciones de la economía social solidaria.

4.8. Impulso del Programa Nacional de Reactivación Cafetalera desde la Economía Social Solidaria.

4.9.Utilizar recursos de FONATEL para dotar de equipos de computación y conectividad adecuada, que permita a micro, pequeños y medianos emprendedores y organizaciones de la Economía Social Solidaria poder colocar sus productos y vender en línea, a la vez conectarse con plataformas que ayuden en la distribución y comercialización; esto con alianzas públicos privadas (Fonatel, Micitt, Universidades públicas y privadas, ICE, operadoras de telefonía, colocadoras de cableras y fibra óptica) con lo que se establecería una base tecnológica donde puedan emerger numerosas y nuevas empresas que creadoras de empleo (economía digital).

 

  1. CREACIÓN DE UN FONDO SOLIDARIO PARA PROTEGER A LAS PERSONAS MÁS VULNERABLES NO CONTEMPLADAS EN EL PLAN PROTEGER

 

5.1.Redirigir recursos de la Ley Antitabaco para fortalecer el Plan Proteger y las acciones de atención médica de la CCSS.

5.2.Creación de un Fondo de Contribución Solidaria mediante un impuesto temporal altamente progresivo (pero no confiscatorio) a todos los ingresos medios altos y altos, indistintamente de la fuente (superiores a 1.2 millones mensuales) y haciendo un cálculo equivalente para los trabajadores independientes, profesionales liberales, patronos, receptores de rentas del capital y grandes empresas de zonas francas. El impuesto podría regir hasta diciembre de 2020 (Proyecto de ley).

5.3.Impuesto a las altas fortunas financieras por una única vez del 0,01 por ciento.

5.4.Utilización de un porcentaje de la rebaja en el precio de los combustibles para fortalecer el Plan Proteger, pero sin afectar al transporte público ni a la industria nacional.

5.5.Compra de Bonos del Ministerio de Hacienda, por parte del Banco Central en el mercado secundario que permita una capitalización del Ministerio de Hacienda en el actual período de crisis y para aumentar los recursos para el Plan Proteger.

5.6.Modificación de la Ley Orgánica del Banco Central para ampliar hasta un año la devolución de Letras del Tesoro en situaciones de Estado de Emergencia Nacional.

 

  1. PROPUESTAS DE REFORMAS ECONÓMICAS, SOCIALES Y AMBIENTALES POSTCRISIS

 

6.1.Impulsar reformas legales necesarias para la creación de un seguro de desempleo.

6.2.Modificaciones legales necesarias para dar sustento legal e institucional a la Economía social solidaria (Ley marco de Economía Social Solidaria, Ley de Cooperativas, Ley de Asociaciones, etc).

6.3.Conjunto de propuestas de la Fundación Friedrich-Ebert-Stiftung y el Observatorio Económico y Social de la Universidad Nacional para disminuir drásticamente la informalidad laboral y empresarial.

6.4.Conjunto        de  Propuestas        Fundación  Friedrich-Ebert-Stiftung  y  el  Observatorio Económico y Social de la Universidad Nacional para enfrentar la crisis estructural del empleo en Costa Rica.

6.5.Fortalecimiento del Sistema de Seguridad y Protección Social (CCSS, economía de los cuidados).

6.6.Ampliar el alcance del decreto ejecutivo 42227-MS-S que declara la emergencia sanitaria por la covid-19, de manera que considere la emergencia también en su dimensión económica y social y, por lo tanto, que asegure que el Plan Nacional de la Emergencia garantice que el Fondo Nacional de Emergencias cuente con suficientes recursos para las tareas de recuperación socioeconómica.

6.7.Defender la salud pública y el derecho a una digna jubilación, en cuanto derechos humanos irrenunciables, más allá de la versión economicista que enfatiza los “altos costos por cargas sociales”; aunque sin renunciar a este debate.

6.8.Que el Poder Ejecutivo convoque el proyecto de Ley Marco del Derecho Humano a la Alimentación y de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (Expediente 20.076), y exhorte a la Asamblea Legislativa para su pronta aprobación.

6.9. Impulsar una propuesta estratégica de Transformación Social y Ecológica de la economía costarricense, con perspectiva territorial y con activa participación de los distintos sectores de la sociedad; y donde la descarbonización es sólo un componente importante de la misma.

 

  1. PROPUESTAS PARA INCORPORAR A LAS MUJERES Y LA IGUALDAD DE GÉNERO EN LA GESTIÓN DE LA RESPUESTA A LA CRISIS.

 

7.1. Que todos los datos institucionales que se recojan deben ser segregados por sexo, ya que solo así se podrá medir el impacto diferenciado entre hombres y mujeres en la crisis del Covid-19. Solo de esta manera se podrá canalizar los diferentes fondos específicos dirigido a las mujeres como los de Fomujeres, del INAMU.

7.2.Acoger en su totalidad e impulsar activamente las 14 recomendaciones de ONU-MUJERES sobre “cómo incorporar a las mujeres y la igualdad de género en la gestión de la respuesta a la crisis” (ver https://lac.unwomen.org/es/digiteca/publicaciones/ 2020/03/covid-como-incorporar-a-las-mujeres-y-la-igualdad-de-genero-en-la-gestion-de-respuesta).

7.3.Establecer políticas y medidas dirigidas especialmente a contrarrestar los efectos de la crisis sobre las mujeres más afectadas: trabajadoras del campo, trabajadoras domésticas, cuidadoras, etc.

7.4. Implementar con carácter de urgencia medidas preventivas para evitar un incremento en la violencia intrafamiliar contra mujeres, niños y niñas relacionada con el confinamiento en los hogares, tal como lo han advertido el PANI y el INAMU.

7.5.Promover la corresponsabilidad del cuido como parte integral de las acciones de trabajos no remunerados que se dan en el hogar.

7.6.Impulsar políticas y cambios institucionales que permitan transformar la “crisis de los cuidados” en una oportunidad para visibilizar e institucionalizar la economía y el trabajo de los cuidados, con especial énfasis en el papel de las mujeres como cuidadoras.