Prensa CCSS

Proyecto embellecimiento lo lidera la doctora Adriana Cortés con apoyo de la comunidad.

El área de salud Coto Brus busca que los indígenas Ngäbe-Buglé sientan que la sede de ebáis del Territorio Indígena de La Casona sea suyo y despierte el sentido de pertenencia de la infraestructura.

Colores vivos, decoración atractiva, dibujos propios de la cultura y hasta gabachas para el personal que resalten la cultura Ngäbere resaltan en el establecimiento de salud que se ubica a unos 20 kilómetros de la ciudad de San Vito de Coto Brus.

El proyecto de remozamiento está a cargo de la doctora Adriana Cortés Ángel, pero es una iniciativa del comité de Salud del ebáis del Territorio Indígena de La Casona, cuenta con el apoyo del doctor William Sáenz Díaz, director área de salud Coto Brus, y cada pincelada tiene las fuerzas del personal de salud.

“Empezamos el proyecto con la decoración de paredes, luego confeccionamos las gabachas de trabajo del personal que tiene símbolos que caracterizan la cultura Ngäbere. El proceso de embellecimiento ha requerido de muchas horas de actividad fuera de horario y los elementos de las paredes los diseñaron los mismos indígenas” dijo la doctora Cortés Ángel.

Cuenta la doctora Adriana Cortés que durante el proyecto se toparon con la sorpresa de que 2 muchachos de la comunidad tenían un talento innato para la pintura, pues nadie les había enseñado sobre el arte y ellos plasmaron su talento en una de las paredes del ebáis y dejó como resultado una pintura bellísima que llama la atención de quienes la ven, pero lo más importante de todo es la afinidad y el sentimiento que ahora se despierta en la comunidad al tener un centro de salud como si lo hubiera construido la misma comunidad Ngäbe-Buglé.

“Nos interesa que nos vean como gente de su gente, por eso cada uno de nosotros financió las gabachas que cada uno usa durante las atenciones. Esto despierta mucha empatía con las personas usuarias y vasta ver las caritas de las personas para reconocer su aceptación. Ha sido un lindo proceso que ha desarrollado vínculos muy asertivos para todos” comentó la doctora Cortés.

La inversión en pintura es compartida entre el área de salud y los funcionarios del ebáis y aunque aún los trabajos no terminan la sensación de empoderamiento se hace sentir y los trazos de los muchachos Fránder Rodríguez y Luis Pinzón Bejarano, de la comunidad y el personal de salud se visualizan de donde sea.

“Estamos logrando el objetivo de que la comunidad se empodere de la sede de ebáis y lo sienta como suyo. Queremos complementarnos con la visión de salud de la comunidad; por eso es muy gratificante ver a la misma gente indígena trabajando de la mano con el personal del establecimiento y que se refleje su cultura, sus gustos y destrezas” explicó el doctor William Sáenz Díaz, director área de salud Coto Brus.

La población adscrita a la sede de ebáis del Territorio Indígena de la Casona es de 3300 personas, cuenta con 9 módulos que asemejan la vivienda propia de la cultura Ngäbe-Buglé y trabajan 9 funcionarios de la #CCSSdeCostaRica.

Indígenas de Coto Brus hacen suyo el ebáis y lo pintan con colores y dibujos favoritos

9 septiembre, 2021 11:49 am

Prensa CCSS

Proyecto embellecimiento lo lidera la doctora Adriana Cortés con apoyo de la comunidad.

El área de salud Coto Brus busca que los indígenas Ngäbe-Buglé sientan que la sede de ebáis del Territorio Indígena de La Casona sea suyo y despierte el sentido de pertenencia de la infraestructura.

Colores vivos, decoración atractiva, dibujos propios de la cultura y hasta gabachas para el personal que resalten la cultura Ngäbere resaltan en el establecimiento de salud que se ubica a unos 20 kilómetros de la ciudad de San Vito de Coto Brus.

El proyecto de remozamiento está a cargo de la doctora Adriana Cortés Ángel, pero es una iniciativa del comité de Salud del ebáis del Territorio Indígena de La Casona, cuenta con el apoyo del doctor William Sáenz Díaz, director área de salud Coto Brus, y cada pincelada tiene las fuerzas del personal de salud.

“Empezamos el proyecto con la decoración de paredes, luego confeccionamos las gabachas de trabajo del personal que tiene símbolos que caracterizan la cultura Ngäbere. El proceso de embellecimiento ha requerido de muchas horas de actividad fuera de horario y los elementos de las paredes los diseñaron los mismos indígenas” dijo la doctora Cortés Ángel.

Cuenta la doctora Adriana Cortés que durante el proyecto se toparon con la sorpresa de que 2 muchachos de la comunidad tenían un talento innato para la pintura, pues nadie les había enseñado sobre el arte y ellos plasmaron su talento en una de las paredes del ebáis y dejó como resultado una pintura bellísima que llama la atención de quienes la ven, pero lo más importante de todo es la afinidad y el sentimiento que ahora se despierta en la comunidad al tener un centro de salud como si lo hubiera construido la misma comunidad Ngäbe-Buglé.

“Nos interesa que nos vean como gente de su gente, por eso cada uno de nosotros financió las gabachas que cada uno usa durante las atenciones. Esto despierta mucha empatía con las personas usuarias y vasta ver las caritas de las personas para reconocer su aceptación. Ha sido un lindo proceso que ha desarrollado vínculos muy asertivos para todos” comentó la doctora Cortés.

La inversión en pintura es compartida entre el área de salud y los funcionarios del ebáis y aunque aún los trabajos no terminan la sensación de empoderamiento se hace sentir y los trazos de los muchachos Fránder Rodríguez y Luis Pinzón Bejarano, de la comunidad y el personal de salud se visualizan de donde sea.

“Estamos logrando el objetivo de que la comunidad se empodere de la sede de ebáis y lo sienta como suyo. Queremos complementarnos con la visión de salud de la comunidad; por eso es muy gratificante ver a la misma gente indígena trabajando de la mano con el personal del establecimiento y que se refleje su cultura, sus gustos y destrezas” explicó el doctor William Sáenz Díaz, director área de salud Coto Brus.

La población adscrita a la sede de ebáis del Territorio Indígena de la Casona es de 3300 personas, cuenta con 9 módulos que asemejan la vivienda propia de la cultura Ngäbe-Buglé y trabajan 9 funcionarios de la #CCSSdeCostaRica.