Prensa CCSS

Nuevas infraestructura entrará en funcionamiento en el transcurso de la próxima semana y requirieron de una inversión de 8 124 millones de colones.

Las personas que reciben cuidados en el Centro de Atención de Personas con Enfermedad Mental en Conflicto con la Ley (CAPEMCOL) contarán, a partir de la próxima semana, con una nueva planta física y equipamiento que les permitirá, una vez concluido su tratamiento, reinsertarse de forma productiva a la sociedad; así lo dio a conocer esta mañana el doctor Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Según explicó el presidente de la Caja, el proyecto se desarrolló en los terrenos del Hospital Nacional Psiquiátrico Pbro. Manuel Antonio Chapuí y Torres, requirió de una inversión de ¢8 124 655 473, 47 y está diseñado para brindar servicios de salud mental a personas con inimputabilidad en conflicto con la Ley, acorde con sus necesidades de salud y en cumplimiento con la normativa existente para este tipo de establecimientos.

“Este centro implica un cambio radical en el concepto de la atención de estas personas. Es una atención más humana, más integral, más acorde a la rehabilitación y a la reinserción en la comunidad”, expresó el jerarca.

El doctor Macaya agregó que las nuevas instalaciones acompañarán un cambio en el paradigma de la atención de esta población vulnerable. “Esto es un ejemplo para el mundo de lo que un país pequeño, pero bien organizado, puede hacer. Realmente me siento muy orgulloso como jerarca de la Caja de que hayamos hecho esta inversión y de que esto haga una diferencia tanto para los usuarios como para los colaboradores que atienden a esos usuarios”, agregó.

Por su parte, la máster Fiorella Salazar Rojas, ministra de Justicia y Paz, destacó las características de las nuevas instalaciones toda vez que permitirán brindar nuevas oportunidades a los pacientes que reciben atención en este centro.

“Este es un lugar que no sólo tiene una infraestructura bella, completamente distinta a la que está en funcionamiento, sino que abre una serie de oportunidades para las personas que vienen acá con dos condiciones muy particulares: una situación de salud mental y un conflicto con la Ley. Confiamos que las nuevas instalaciones no solo representarán una forma de incorporarse mejor a opciones laborales, familiares y educativas; sino que facilitarán esa recuperación como seres humanos, porque aquí, en el tema de la salud, todos somos iguales y Costa Rica lo sabe”, dijo.

El CAPEMCOL brinda servicios integrales de salud especializados en psiquiatría y salud mental a personas inimputables o con imputabilidad disminuida que se les impone una medida cautelar o de seguridad de internamiento por el sistema penal.

Estos servicios se brindan a través de la atención hospitalaria en la especialidad de psiquiatría, medicina general, enfermería, nutrición, psicología clínica, trabajo social, asesoría legal y terapia ocupacional.

Las nuevas instalaciones se ubican en el sector noroeste del hospital Nacional Psiquiátrico e incluyeron la remodelación de cuatro módulos de hospitalización; así como la construcción de un módulo para aulas y talleres, una tapia perimetral que divide las poblaciones usuarias del hospital y una cancha deportiva techada, entre otras instalaciones.

UN NUEVO MODELO DE ATENCIÓN

Para la doctora Karina Vargas Lepe, jefa médica de CAPEMCOL, las nuevas instalaciones facilitan a los profesionales en salud el brindar una atención basada en un nuevo modelo, el cual permite poder incluir y reincorporar a estas personas que han sido dejadas de lado en la sociedad.

“Trabajamos desde lo más básico, como son sus funciones en el día a día. Pero no nos quedamos ahí. Buscamos desarrollar sus habilidades más avanzadas, como el adquirir habilidades para un trabajo, por eso tenemos terapia ocupacional que nos guía en ese objetivo para poder llegar al éxito”, explicó.

La doctora añadió que es necesario comprender efectivamente el tipo de población que recibe atención en este centro. “Son personas que tienen enfermedades que no podemos ver fácilmente a nivel físico y que alteran la función de su cerebro y la forma en que pueden percibir su entorno y, por lo tanto , su forma de conducirse”, agregó.

La profesional en psiquiatría agregó que los pacientes que reciben atención en CAPEMCOL son personas que en muchas ocasiones no han recibido atención a tiempo por lo que no aceptan su diagnóstico y a veces no logran aceptar tomar la medicación. “Tenemos más de un caso en que la familia inicialmente no creía en la rehabilitación y, una vez que han logrado pasar tiempo con ellos, han visto el cambio drástico que han tenido”, comentó.

Entre las funciones primordiales que se desarrollan en el centro están:

  • Brindar atención integral en psiquiatría, salud mental y medicina general a las personas sometidas a medidas cautelares y medidas de seguridad curativas de internamiento.
  • Realizar estudios psicodiagnósticos a la población internada.
  • Brindar tratamiento farmacológico, psicológico y social a las personas portadoras de enfermedad mental.
  • Desarrollar programas de rehabilitación psicosocial, laboral y educativa, según las necesidades identificadas en la población internada.
  • Desarrollar estrategias a nivel familiar, comunitario, instituciones estatales y organizaciones no gubernamentales para favorecer la reinserción social de los usuarios.
  • Coordinar acciones con el primer y segundo nivel de atención en salud, para que se encarguen del seguimiento ambulatorio de las personas sujetas a medidas de seguridad curativas que pasan a ser medidas de consulta externa.
  • Fortalecer condiciones de seguridad y protección a los usuarios y funcionarios del CAPEMCOL.
  • Garantizar la protección y ejercicio de los derechos fundamentales de los privados de libertad.
  • Divulgar y mantener programas para la prevención de la violencia social a cargo del equipo interdisciplinario a nivel intersectorial, interinstitucional y social.
  • Coordinar acciones con los juzgados de Ejecución de la Pena y con los juzgados Penales de todo el país.
  • Coordinar acciones y proveer información a solicitud de la sección de Psiquiatría y Forenses del Poder Judicial y del Instituto Nacional de Criminología.

Estos objetivos de alcanzar a través de los diversos programas de atención que posee el centro, como la Clínica Metabólica, Terapia Ocupacional (Vida diaria instrumental y Utilización productiva del tiempo libre y Habilidades adaptativas para el trabajo), Adherencia al Tratamiento, Atención a pacientes con conductas sexuales inadecuadas, Atención a pacientes con farmacodependencia, Programa psicoterapéutico para desarrollar insight de la enfermedad y adherencia al tratamiento, el Programa de control de impulsos y manejo del enojo, el Grupo Alcohólicos Anónimos, el Programa de Trabajo Social (que permite brindar atención social con familias de usuarios en cuya dinámica familiar se hayan detectado situaciones de violencia intrafamiliar, así como dificultades en la interacción), y la Consulta Postegreso del servicio de Psiquiatría para asegurar una transición responsable entre el tercer y segundo nivel de atención.

NUEVO CAPEMCOL: UN RETO DE SEGURIDAD

Para la licenciada Daisy Matamoros, directora de la Policía Penitenciaria. Para ese cuerpo policial trabajar en el nuevo CAPEMCOL representa un reto en materia de seguridad.

“Es un reto de dignidad y un reto para favorecer la reinserción social de las personas pacientes que se encuentren en el sitio por la comisión de un injusto penal. Esto nos lleva a nosotros a replantearnos todo el concepto de seguridad del nuevo lugar. Es un lugar que permite dignificar a la persona humana, no solamente al paciente, sino también al funcionario de la policía penitenciaria y al funcionario de la Caja”, expuso.

La licenciada comentó que para la policía penitenciaria el laborar en las nuevas instalaciones constituye un reto pues su trabajo debe favorecer el proceso de salud mental que se desarrolla en esas instalaciones.

“CAPEMCOL presenta un reto no solamente para el sistema penitenciario, sino también para las autoridades hospitalarias. Porque la seguridad se tiene que ver desde un punto de vista dinámico para que no sea una intromisión al proceso terapéutico. Pero también tiene que favorecer todo lo que da la seguridad para que los profesionales puedan desarrollarse y también para que las personas puedan tener toda la adherencia al tratamiento que van a tener en el sitio”, declaró.

Para la licenciada, las instalaciones anteriores de CAPEMCOL limitaban su posibilidad de desarrollar de manera integral otras actividades en beneficio de los pacientes. “El proceso terapéutico realmente era un proceso muy reducido y la posibilidad de la policía penitenciaria de favorecer otras actividades, como las recreativas, la toma de sol y actividades terapéuticas se veía muy reducida porque las instalaciones no ofrecían esa seguridad y tampoco lo favorecía el espacio. El nuevo CAPEMCOL puede favorecer toda esa ayuda, lo que representa un hito histórico, tanto para las autoridades penitenciarias como para las autoridades de la Caja, concluyó.

El CAPEMCOL inició sus funciones el 22 de agosto de 2011 y sus nuevas instalaciones permitirán brindar atención integral a hombres y mujeres en 130 camas en los módulos, 6 en aislamientos y 12 en cuidado físico.

Personas con enfermedad mental que se encuentran en conflicto con la Ley tendrán nuevas instalaciones

7 julio, 2021 6:34 pm

Prensa CCSS

Nuevas infraestructura entrará en funcionamiento en el transcurso de la próxima semana y requirieron de una inversión de 8 124 millones de colones.

Las personas que reciben cuidados en el Centro de Atención de Personas con Enfermedad Mental en Conflicto con la Ley (CAPEMCOL) contarán, a partir de la próxima semana, con una nueva planta física y equipamiento que les permitirá, una vez concluido su tratamiento, reinsertarse de forma productiva a la sociedad; así lo dio a conocer esta mañana el doctor Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Según explicó el presidente de la Caja, el proyecto se desarrolló en los terrenos del Hospital Nacional Psiquiátrico Pbro. Manuel Antonio Chapuí y Torres, requirió de una inversión de ¢8 124 655 473, 47 y está diseñado para brindar servicios de salud mental a personas con inimputabilidad en conflicto con la Ley, acorde con sus necesidades de salud y en cumplimiento con la normativa existente para este tipo de establecimientos.

“Este centro implica un cambio radical en el concepto de la atención de estas personas. Es una atención más humana, más integral, más acorde a la rehabilitación y a la reinserción en la comunidad”, expresó el jerarca.

El doctor Macaya agregó que las nuevas instalaciones acompañarán un cambio en el paradigma de la atención de esta población vulnerable. “Esto es un ejemplo para el mundo de lo que un país pequeño, pero bien organizado, puede hacer. Realmente me siento muy orgulloso como jerarca de la Caja de que hayamos hecho esta inversión y de que esto haga una diferencia tanto para los usuarios como para los colaboradores que atienden a esos usuarios”, agregó.

Por su parte, la máster Fiorella Salazar Rojas, ministra de Justicia y Paz, destacó las características de las nuevas instalaciones toda vez que permitirán brindar nuevas oportunidades a los pacientes que reciben atención en este centro.

“Este es un lugar que no sólo tiene una infraestructura bella, completamente distinta a la que está en funcionamiento, sino que abre una serie de oportunidades para las personas que vienen acá con dos condiciones muy particulares: una situación de salud mental y un conflicto con la Ley. Confiamos que las nuevas instalaciones no solo representarán una forma de incorporarse mejor a opciones laborales, familiares y educativas; sino que facilitarán esa recuperación como seres humanos, porque aquí, en el tema de la salud, todos somos iguales y Costa Rica lo sabe”, dijo.

El CAPEMCOL brinda servicios integrales de salud especializados en psiquiatría y salud mental a personas inimputables o con imputabilidad disminuida que se les impone una medida cautelar o de seguridad de internamiento por el sistema penal.

Estos servicios se brindan a través de la atención hospitalaria en la especialidad de psiquiatría, medicina general, enfermería, nutrición, psicología clínica, trabajo social, asesoría legal y terapia ocupacional.

Las nuevas instalaciones se ubican en el sector noroeste del hospital Nacional Psiquiátrico e incluyeron la remodelación de cuatro módulos de hospitalización; así como la construcción de un módulo para aulas y talleres, una tapia perimetral que divide las poblaciones usuarias del hospital y una cancha deportiva techada, entre otras instalaciones.

UN NUEVO MODELO DE ATENCIÓN

Para la doctora Karina Vargas Lepe, jefa médica de CAPEMCOL, las nuevas instalaciones facilitan a los profesionales en salud el brindar una atención basada en un nuevo modelo, el cual permite poder incluir y reincorporar a estas personas que han sido dejadas de lado en la sociedad.

“Trabajamos desde lo más básico, como son sus funciones en el día a día. Pero no nos quedamos ahí. Buscamos desarrollar sus habilidades más avanzadas, como el adquirir habilidades para un trabajo, por eso tenemos terapia ocupacional que nos guía en ese objetivo para poder llegar al éxito”, explicó.

La doctora añadió que es necesario comprender efectivamente el tipo de población que recibe atención en este centro. “Son personas que tienen enfermedades que no podemos ver fácilmente a nivel físico y que alteran la función de su cerebro y la forma en que pueden percibir su entorno y, por lo tanto , su forma de conducirse”, agregó.

La profesional en psiquiatría agregó que los pacientes que reciben atención en CAPEMCOL son personas que en muchas ocasiones no han recibido atención a tiempo por lo que no aceptan su diagnóstico y a veces no logran aceptar tomar la medicación. “Tenemos más de un caso en que la familia inicialmente no creía en la rehabilitación y, una vez que han logrado pasar tiempo con ellos, han visto el cambio drástico que han tenido”, comentó.

Entre las funciones primordiales que se desarrollan en el centro están:

  • Brindar atención integral en psiquiatría, salud mental y medicina general a las personas sometidas a medidas cautelares y medidas de seguridad curativas de internamiento.
  • Realizar estudios psicodiagnósticos a la población internada.
  • Brindar tratamiento farmacológico, psicológico y social a las personas portadoras de enfermedad mental.
  • Desarrollar programas de rehabilitación psicosocial, laboral y educativa, según las necesidades identificadas en la población internada.
  • Desarrollar estrategias a nivel familiar, comunitario, instituciones estatales y organizaciones no gubernamentales para favorecer la reinserción social de los usuarios.
  • Coordinar acciones con el primer y segundo nivel de atención en salud, para que se encarguen del seguimiento ambulatorio de las personas sujetas a medidas de seguridad curativas que pasan a ser medidas de consulta externa.
  • Fortalecer condiciones de seguridad y protección a los usuarios y funcionarios del CAPEMCOL.
  • Garantizar la protección y ejercicio de los derechos fundamentales de los privados de libertad.
  • Divulgar y mantener programas para la prevención de la violencia social a cargo del equipo interdisciplinario a nivel intersectorial, interinstitucional y social.
  • Coordinar acciones con los juzgados de Ejecución de la Pena y con los juzgados Penales de todo el país.
  • Coordinar acciones y proveer información a solicitud de la sección de Psiquiatría y Forenses del Poder Judicial y del Instituto Nacional de Criminología.

Estos objetivos de alcanzar a través de los diversos programas de atención que posee el centro, como la Clínica Metabólica, Terapia Ocupacional (Vida diaria instrumental y Utilización productiva del tiempo libre y Habilidades adaptativas para el trabajo), Adherencia al Tratamiento, Atención a pacientes con conductas sexuales inadecuadas, Atención a pacientes con farmacodependencia, Programa psicoterapéutico para desarrollar insight de la enfermedad y adherencia al tratamiento, el Programa de control de impulsos y manejo del enojo, el Grupo Alcohólicos Anónimos, el Programa de Trabajo Social (que permite brindar atención social con familias de usuarios en cuya dinámica familiar se hayan detectado situaciones de violencia intrafamiliar, así como dificultades en la interacción), y la Consulta Postegreso del servicio de Psiquiatría para asegurar una transición responsable entre el tercer y segundo nivel de atención.

NUEVO CAPEMCOL: UN RETO DE SEGURIDAD

Para la licenciada Daisy Matamoros, directora de la Policía Penitenciaria. Para ese cuerpo policial trabajar en el nuevo CAPEMCOL representa un reto en materia de seguridad.

“Es un reto de dignidad y un reto para favorecer la reinserción social de las personas pacientes que se encuentren en el sitio por la comisión de un injusto penal. Esto nos lleva a nosotros a replantearnos todo el concepto de seguridad del nuevo lugar. Es un lugar que permite dignificar a la persona humana, no solamente al paciente, sino también al funcionario de la policía penitenciaria y al funcionario de la Caja”, expuso.

La licenciada comentó que para la policía penitenciaria el laborar en las nuevas instalaciones constituye un reto pues su trabajo debe favorecer el proceso de salud mental que se desarrolla en esas instalaciones.

“CAPEMCOL presenta un reto no solamente para el sistema penitenciario, sino también para las autoridades hospitalarias. Porque la seguridad se tiene que ver desde un punto de vista dinámico para que no sea una intromisión al proceso terapéutico. Pero también tiene que favorecer todo lo que da la seguridad para que los profesionales puedan desarrollarse y también para que las personas puedan tener toda la adherencia al tratamiento que van a tener en el sitio”, declaró.

Para la licenciada, las instalaciones anteriores de CAPEMCOL limitaban su posibilidad de desarrollar de manera integral otras actividades en beneficio de los pacientes. “El proceso terapéutico realmente era un proceso muy reducido y la posibilidad de la policía penitenciaria de favorecer otras actividades, como las recreativas, la toma de sol y actividades terapéuticas se veía muy reducida porque las instalaciones no ofrecían esa seguridad y tampoco lo favorecía el espacio. El nuevo CAPEMCOL puede favorecer toda esa ayuda, lo que representa un hito histórico, tanto para las autoridades penitenciarias como para las autoridades de la Caja, concluyó.

El CAPEMCOL inició sus funciones el 22 de agosto de 2011 y sus nuevas instalaciones permitirán brindar atención integral a hombres y mujeres en 130 camas en los módulos, 6 en aislamientos y 12 en cuidado físico.