Redacción/CCSS

Indígena Mayor de Boruca quiere que sus hermanos estén protegidos contra covid19

Quienes conocen a don Rafael Ángel Rojas Rojas, indígena de Boruca de Buenos Aires de Puntarenas, dicen que es una biblioteca en conocimiento cultural, es un campesino que enseña a sus generaciones que la tierra hay que sembrarla, pero que también hay que cuidarla. Este Mayor, como le llaman los indígenas a las personas adultas mayores, tiene 93 años de defender sus danzas, sus juegos, sus máscaras y forma de alimentarse que es a partir de tubérculos, granos y carne ahumada.

Esta convivencia y conocimiento con sus hermanos provoca que muchos indígenas sigan sus consejos, recomendaciones y acciones. Es ese seguir el que llevó a don Rafael Ángel Rojas Rojas, conocido como “Chaquito” a ponerse la vacuna de la esperanza, o vacuna contra covid-19 esta semana. Don Chaquito quiere que sus hermanos estén protegidos contra la enfermedad que ha arrodillado al mundo y que deja tanto dolor a las familias de la región Brunca y del país en general. De acuerdo con información de la dirección de la Red integrada de prestación de servicios de salud de la región Brunca (DRIPSS) hay una cantidad importante de indígenas que se han aplicado la vacuna contra covid-19.

La estadística indica que en la comunidad de Ujarrás se aplicaron 23 dosis, en Salitre 12, en Boruca 7 y en Maíz 6 dosis. La proyección estimada para la semana del 8 de marzo es que en Cabagra, Curré y Térraba se apliquen 12 dosis en cada comunidad.

El doctor Arturo Borbón Marks, director de la DRIPSS dijo que se están vacunados a todos los funcionarios de las sedes de ebáis de Boruca, Las Brisas y Buenos Aires que son los que por adscripción concentran la mayor cantidad de Territorios Indígenas. “Se estará despachando vacunas, de acuerdo a lo que se reciba, en el área de salud de Buenos Aires, debido a las medidas de seguridad, la capacidad de atender usuarios y en apego a los lineamientos del Ministerio de Salud. La instrucción de la Coordinación Nacional de Enfermería fue programar un día a la semana para vacunar, como el tiempo no es suficiente para concertar la cita con el adulto mayor se  gestiona la visita domiciliar para aplicar las dosis” expresó el doctor Borbón Marks. Además, el doctor Borbón resaltó que se requiere anuencia para poder avanzar de forma ordenada y forma simultánea la vacunación de esta población ubicada dentro y fuera de los territorios indígenas.

Por su parte la doctora Kenia Quesada Mena, Coordinadora Programa Indígenas explicó que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se esfuerza por preservar la salud de las personas indígenas, su cultura y su arraigo. “En las poblaciones indígenas las personas mayores, o “los Mayores”, como se denominan entre ellos tienen gran importancia y respeto dentro de sus grupos familiares, clanes y pueblos indígenas en general. Son las personas que, mediante transmisión de conocimiento, prácticas, costumbres, predominantemente oral, buscan preservar sus culturas indígenas, la cohesión y arraigo” dijo la Coordinadora Programa Indígenas.

Quesada Mena mencionó también que la CCSS busca resguardar los derechos humanos de los pueblos indígenas en acato con la legislación nacional e internacional por ratificación. Por esta razón es que desde un territorio indígena del sur del país, les presentamos a don Rafael Ángel Rojas Rojas, Mayor de Boruca, quien se vacunó contra covid-19  y da ejemplo a su pueblo y demás personas indígenas, de la importancia de aplicarse la vacuna. La Dirección de red integrada de prestación  de servicios de salud  Brunca tiene seis áreas de salud y en cinco de ellas tienen comunidades indígenas con las que deben trabajarse de manera muy organizada y coordinada para que este proceso de vacunación sea exitoso.

Don Chaquito de 93 años demuestra a las comunidades indígenas que vacunarse es bueno

5 marzo, 2021 11:37 am

Redacción/CCSS

Indígena Mayor de Boruca quiere que sus hermanos estén protegidos contra covid19

Quienes conocen a don Rafael Ángel Rojas Rojas, indígena de Boruca de Buenos Aires de Puntarenas, dicen que es una biblioteca en conocimiento cultural, es un campesino que enseña a sus generaciones que la tierra hay que sembrarla, pero que también hay que cuidarla. Este Mayor, como le llaman los indígenas a las personas adultas mayores, tiene 93 años de defender sus danzas, sus juegos, sus máscaras y forma de alimentarse que es a partir de tubérculos, granos y carne ahumada.

Esta convivencia y conocimiento con sus hermanos provoca que muchos indígenas sigan sus consejos, recomendaciones y acciones. Es ese seguir el que llevó a don Rafael Ángel Rojas Rojas, conocido como “Chaquito” a ponerse la vacuna de la esperanza, o vacuna contra covid-19 esta semana. Don Chaquito quiere que sus hermanos estén protegidos contra la enfermedad que ha arrodillado al mundo y que deja tanto dolor a las familias de la región Brunca y del país en general. De acuerdo con información de la dirección de la Red integrada de prestación de servicios de salud de la región Brunca (DRIPSS) hay una cantidad importante de indígenas que se han aplicado la vacuna contra covid-19.

La estadística indica que en la comunidad de Ujarrás se aplicaron 23 dosis, en Salitre 12, en Boruca 7 y en Maíz 6 dosis. La proyección estimada para la semana del 8 de marzo es que en Cabagra, Curré y Térraba se apliquen 12 dosis en cada comunidad.

El doctor Arturo Borbón Marks, director de la DRIPSS dijo que se están vacunados a todos los funcionarios de las sedes de ebáis de Boruca, Las Brisas y Buenos Aires que son los que por adscripción concentran la mayor cantidad de Territorios Indígenas. “Se estará despachando vacunas, de acuerdo a lo que se reciba, en el área de salud de Buenos Aires, debido a las medidas de seguridad, la capacidad de atender usuarios y en apego a los lineamientos del Ministerio de Salud. La instrucción de la Coordinación Nacional de Enfermería fue programar un día a la semana para vacunar, como el tiempo no es suficiente para concertar la cita con el adulto mayor se  gestiona la visita domiciliar para aplicar las dosis” expresó el doctor Borbón Marks. Además, el doctor Borbón resaltó que se requiere anuencia para poder avanzar de forma ordenada y forma simultánea la vacunación de esta población ubicada dentro y fuera de los territorios indígenas.

Por su parte la doctora Kenia Quesada Mena, Coordinadora Programa Indígenas explicó que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se esfuerza por preservar la salud de las personas indígenas, su cultura y su arraigo. “En las poblaciones indígenas las personas mayores, o “los Mayores”, como se denominan entre ellos tienen gran importancia y respeto dentro de sus grupos familiares, clanes y pueblos indígenas en general. Son las personas que, mediante transmisión de conocimiento, prácticas, costumbres, predominantemente oral, buscan preservar sus culturas indígenas, la cohesión y arraigo” dijo la Coordinadora Programa Indígenas.

Quesada Mena mencionó también que la CCSS busca resguardar los derechos humanos de los pueblos indígenas en acato con la legislación nacional e internacional por ratificación. Por esta razón es que desde un territorio indígena del sur del país, les presentamos a don Rafael Ángel Rojas Rojas, Mayor de Boruca, quien se vacunó contra covid-19  y da ejemplo a su pueblo y demás personas indígenas, de la importancia de aplicarse la vacuna. La Dirección de red integrada de prestación  de servicios de salud  Brunca tiene seis áreas de salud y en cinco de ellas tienen comunidades indígenas con las que deben trabajarse de manera muy organizada y coordinada para que este proceso de vacunación sea exitoso.