Presidencia.

  • Este lunes fue inaugurado un módulo para mujeres en el Complejo Pérez Zeledón.

  • Población femenina, dispondrá en pocos días, de otros dos nuevos centros en Pococí y Puntarenas como parte de un plan para acercar a las mujeres a su entorno, como lo han recomendado organismos internacionales.

  • Proyecto de “Regionalización de la Mujer” del Ministerio de Justicia y Paz busca reforzar la contención de los lazos familiares, así como promover la inserción social y la empleabilidad.

  • Además de los nuevos módulos, el país cuenta con el CAI Vilma Curling, el módulo femenino del CAI Liberia y el módulo materno infantil del CF Zurquí.

San Isidro de El General, Pérez Zeledón. ¡Saldar una deuda pendiente con la mujer privada de libertad!

Con la apertura este lunes en la zona sur del primer centro penitenciario contemplado como parte del proyecto “Regionalización de la Mujer”, el Ministerio de Justicia y Paz dio un paso en el cumplimiento de la recomendación que hicieran organismos internacionales de dotar al país de penales que acercaran a las mujeres a sus entornos.

De esta forma, será posible potenciar sus procesos de inserción social, fortalecer los vínculos familiares, fomentar la erradicación de la violencia y promover la empleabilidad.

La institución anunció esta mañana la apertura de un módulo con capacidad para 32 mujeres privadas en el Complejo Pérez Zeledón, que incluye además las facilidades para estancia materno infantil.

Allí recibirán atención de acuerdo con el modelo previsto por el Instituto Nacional de Criminología (INC) para las mujeres.

La obra tuvo un costo de  ¢489 millones. Pero no es el único centro en su tipo. Pronto entrarán en funcionamiento los Centros de Regionalización de la Mujer en el CAI 26 de Julio (Puntarenas, con una inversión de ¢469 millones) y en la UAI 20 de diciembre (Pococí, cuya inversión es de ¢502 millones).

Cada centro contará con dormitorios, aulas para capacitación y formación, espacios de visita íntima, oficinas para la atención profesional, espacios recreativos, salón multiusos e instalaciones para la Policía Penitenciaria. También, un módulo materno infantil (conocido como Casa Cuna) con capacidad para recibir hasta siete niños y niñas menores de 3 años.

“Nos llena de profunda alegría dar el banderazo de salida al proyecto de Regionalización. Es un pilar fundamental en nuestra convicción de poner a la persona en el centro del trabajo penitenciario, creando condiciones de bienestar, en este caso para las mujeres privadas de libertad y sus familias, y ajustando el trabajo de la institución para ello. Junto con la entrada en funcionamiento del CAI Terrazas, esto marca un antes y un después en el abordaje penitenciario en nuestro país”, señaló la Ministra de Justicia y Paz, Fiorella Salazar Rojas.

Los nuevos módulos se suman al módulo para mujeres del CAI Liberia, al CAI Vilma Curling (centro penitenciario que alberga al grueso de esa población) y el módulo de mujeres y materno infantil del Centro de Formación Juvenil Zurquí.

Organismos como el Mecanismo Internacional de Prevención de la Tortura y el Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la prevención del Delito y el tratamiento del Delincuente en Costa Rica (ILANUD) recomendaron al país mejorar la distribución de la población femenina privada de libertad.

Acompañamiento. Este proyecto de habilitación de módulos regionales ha sido  acompañado también de otras instituciones, tales como el INAMU, el IAFA, el PANI, la Fundación Justicia y Género y la Cámara de Comercio.

Estas instituciones, en conjunto con el Ministerio de Justicia y Paz, facilitaron capacitaciones al personal que atenderá los módulos en temas como derechos humanos de las mujeres, aplicación de la perspectiva de género, abordaje de la violencia, consumo de sustancias en mujeres, la inserción social, así como el fomento a la empleabilidad, la educación y la salud de las mujeres.

“Es importante este paso que hoy da el Estado costarricense, bajo la coordinación del Ministerio de Justicia y Paz, en la habilitación de estos módulos que permitirán caminar hacia una mejor inserción social de las mujeres y la protección del vínculo con sus familias, en cumplimiento de lo señalado por organismos internacionales y la aplicación de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer”, comentó la Ministra de la Condición de la Mujer, Marcela Guerrero Campos.

El modelo de atención de la mujer privada de libertad se sustenta en el respeto a los derechos humanos desde la perspectiva de género y da seguimiento a seis componentes: violencia contra la mujer, educación, atención al fenómeno de las drogas, inserción social, salud y empleabilidad.

Además, toma en cuenta las necesidades propias de las mujeres y los motivos de ingreso al sistema penitenciario para facilitar su inserción social.

Traslados. Este mes empezarán los traslados a Pérez Zeledón y se prevé que entre marzo y mayo se movilicen las personas a los futuros centros regionales de Pococí y Puntarenas.

“La selección de las mujeres que estarán siendo movilizadas a los centros regionales obedece al trabajo técnico que ha venido desarrollando la institución, de manera que se puedan maximizar las oportunidades de cercanía a aquellas mujeres que experimentan desarraigo por su actual ubicación, así como aquellas cuyo entorno comunitario potencie su proceso de inserción social”, informó la Ministra Salazar.

En la actividad de apertura del centro regional en Pérez Zeledón participó el Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, Juan Luis Bermúdez Madriz. Destacó que el trabajo articulado entre instituciones tiene el potencial para llevar bienestar y desarrollo a las poblaciones.

¡Llegó el momento!: País abre el primero de tres centros regionales para la mujer privada de libertad

15 febrero, 2022 11:55 am

Presidencia.

  • Este lunes fue inaugurado un módulo para mujeres en el Complejo Pérez Zeledón.

  • Población femenina, dispondrá en pocos días, de otros dos nuevos centros en Pococí y Puntarenas como parte de un plan para acercar a las mujeres a su entorno, como lo han recomendado organismos internacionales.

  • Proyecto de “Regionalización de la Mujer” del Ministerio de Justicia y Paz busca reforzar la contención de los lazos familiares, así como promover la inserción social y la empleabilidad.

  • Además de los nuevos módulos, el país cuenta con el CAI Vilma Curling, el módulo femenino del CAI Liberia y el módulo materno infantil del CF Zurquí.

San Isidro de El General, Pérez Zeledón. ¡Saldar una deuda pendiente con la mujer privada de libertad!

Con la apertura este lunes en la zona sur del primer centro penitenciario contemplado como parte del proyecto “Regionalización de la Mujer”, el Ministerio de Justicia y Paz dio un paso en el cumplimiento de la recomendación que hicieran organismos internacionales de dotar al país de penales que acercaran a las mujeres a sus entornos.

De esta forma, será posible potenciar sus procesos de inserción social, fortalecer los vínculos familiares, fomentar la erradicación de la violencia y promover la empleabilidad.

La institución anunció esta mañana la apertura de un módulo con capacidad para 32 mujeres privadas en el Complejo Pérez Zeledón, que incluye además las facilidades para estancia materno infantil.

Allí recibirán atención de acuerdo con el modelo previsto por el Instituto Nacional de Criminología (INC) para las mujeres.

La obra tuvo un costo de  ¢489 millones. Pero no es el único centro en su tipo. Pronto entrarán en funcionamiento los Centros de Regionalización de la Mujer en el CAI 26 de Julio (Puntarenas, con una inversión de ¢469 millones) y en la UAI 20 de diciembre (Pococí, cuya inversión es de ¢502 millones).

Cada centro contará con dormitorios, aulas para capacitación y formación, espacios de visita íntima, oficinas para la atención profesional, espacios recreativos, salón multiusos e instalaciones para la Policía Penitenciaria. También, un módulo materno infantil (conocido como Casa Cuna) con capacidad para recibir hasta siete niños y niñas menores de 3 años.

“Nos llena de profunda alegría dar el banderazo de salida al proyecto de Regionalización. Es un pilar fundamental en nuestra convicción de poner a la persona en el centro del trabajo penitenciario, creando condiciones de bienestar, en este caso para las mujeres privadas de libertad y sus familias, y ajustando el trabajo de la institución para ello. Junto con la entrada en funcionamiento del CAI Terrazas, esto marca un antes y un después en el abordaje penitenciario en nuestro país”, señaló la Ministra de Justicia y Paz, Fiorella Salazar Rojas.

Los nuevos módulos se suman al módulo para mujeres del CAI Liberia, al CAI Vilma Curling (centro penitenciario que alberga al grueso de esa población) y el módulo de mujeres y materno infantil del Centro de Formación Juvenil Zurquí.

Organismos como el Mecanismo Internacional de Prevención de la Tortura y el Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la prevención del Delito y el tratamiento del Delincuente en Costa Rica (ILANUD) recomendaron al país mejorar la distribución de la población femenina privada de libertad.

Acompañamiento. Este proyecto de habilitación de módulos regionales ha sido  acompañado también de otras instituciones, tales como el INAMU, el IAFA, el PANI, la Fundación Justicia y Género y la Cámara de Comercio.

Estas instituciones, en conjunto con el Ministerio de Justicia y Paz, facilitaron capacitaciones al personal que atenderá los módulos en temas como derechos humanos de las mujeres, aplicación de la perspectiva de género, abordaje de la violencia, consumo de sustancias en mujeres, la inserción social, así como el fomento a la empleabilidad, la educación y la salud de las mujeres.

“Es importante este paso que hoy da el Estado costarricense, bajo la coordinación del Ministerio de Justicia y Paz, en la habilitación de estos módulos que permitirán caminar hacia una mejor inserción social de las mujeres y la protección del vínculo con sus familias, en cumplimiento de lo señalado por organismos internacionales y la aplicación de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer”, comentó la Ministra de la Condición de la Mujer, Marcela Guerrero Campos.

El modelo de atención de la mujer privada de libertad se sustenta en el respeto a los derechos humanos desde la perspectiva de género y da seguimiento a seis componentes: violencia contra la mujer, educación, atención al fenómeno de las drogas, inserción social, salud y empleabilidad.

Además, toma en cuenta las necesidades propias de las mujeres y los motivos de ingreso al sistema penitenciario para facilitar su inserción social.

Traslados. Este mes empezarán los traslados a Pérez Zeledón y se prevé que entre marzo y mayo se movilicen las personas a los futuros centros regionales de Pococí y Puntarenas.

“La selección de las mujeres que estarán siendo movilizadas a los centros regionales obedece al trabajo técnico que ha venido desarrollando la institución, de manera que se puedan maximizar las oportunidades de cercanía a aquellas mujeres que experimentan desarraigo por su actual ubicación, así como aquellas cuyo entorno comunitario potencie su proceso de inserción social”, informó la Ministra Salazar.

En la actividad de apertura del centro regional en Pérez Zeledón participó el Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, Juan Luis Bermúdez Madriz. Destacó que el trabajo articulado entre instituciones tiene el potencial para llevar bienestar y desarrollo a las poblaciones.