¿Cómo afrontar el futuro?

 

Para los buenos lectores a tomar nota, el mundo está en peligro. ¿Por qué?

Hace dos años no nos imaginábamos lo que tendríamos que vivir con la llegada de la pandemia. Para nuestro país y el resto del mundo la pandemia nos ha hincado, nos obligó a tomar las medidas pertinentes para protegernos del contagio masivo a lo largo y ancho del territorio nacional. Muchos amigos y familiares nos han dejado un gran vacío en el corazón, dos años después se empieza una nueva etapa en nuestras vidas, el virus empieza a desaparecer o por lo menos los contagios hoy son muy pocos. Bendito nuestro Dios que, amparado por él y nuestra fe, el país se empieza a recuperar de esta maldita enfermedad que nos puso a meditar a todos los habitantes del mundo. Bueno, la alegría no nos duró mucho, porque estalla la guerra de Rusia contra Ucrania, lo cierto es que no tenemos paz, si no es una es la otra y quien sabe cuántas nos esperaran a lo largo del tiempo. No quiero alarmarlos, pero es inevitable las consecuencias que esta guerra nos traerá, ya lo empezamos a percibir.

La economía del mundo empieza a verse devastada por los incrementos, principalmente en los precios de los combustibles, por ende, nos incrementa los precios en la mayoría de los artículos de consumo masivo.

Desde ya les quiero hacer un llamado de mente, para que analicemos el futuro de cada una de las economías familiares. Preparémonos, reunámonos con la familia y hagamos un plan a corto, mediano o largo plazo, para no vernos sorprendidos en poco tiempo, recordemos que el mundo está en peligro. Ya en África están viviendo las consecuencias, no permitamos que la pandemia del hambre nos azote, es aquí donde quiero llegar, hacerles un llamado y incentivarlos para que volvamos a la tierra, hay mucha desocupada, pero es aquí donde tenemos que tomar decisiones, principalmente fuera de la Gran Área Metropolitana.

Hay muchos productos que son fáciles de cultivar y no requerimos mucho espacio, asesorémonos primero y luego lo hacemos. Desde ya hacer un llamado a las autoridades del nuevo gobierno para que dirijan la mirada en apoyo al agricultor, ya sea, grande, mediano y principalmente al pequeño, que día a día sale al campo con el afán de sembrar la semilla que será cultivada en 3, 4, 8, 12 meses. De todo lo que cultivemos muchas veces podemos intercambiar con nuestros vecinos, un ejemplo, un cuartillo de frijol por una tamuga de dulce y podríamos mencionar muchos otros productos, es solo un ejemplo.

Si no tenemos tierra otro la tiene, lo que falta es voluntad para hacerlo, pero ante todo sin dejar de lado la buena amistad, sinceridad y mucho apoyo.

Otro aspecto para tomar en cuenta sería fortalecer las organizaciones comunales, llámese asociaciones de desarrollo, asociaciones de productores, cooperativas, comités, en general y poner en práctica los encadenamientos de productos, para fortalecer las economías en cada una de las regiones de nuestro país.

 

Enviado por Carlos Mora Vargas.

Correo: Carlosmorav48@gmail.com

Número: 8701 1663

 

 

¿Cómo afrontar el futuro?

18 mayo, 2022 8:10 am

¿Cómo afrontar el futuro?

 

Para los buenos lectores a tomar nota, el mundo está en peligro. ¿Por qué?

Hace dos años no nos imaginábamos lo que tendríamos que vivir con la llegada de la pandemia. Para nuestro país y el resto del mundo la pandemia nos ha hincado, nos obligó a tomar las medidas pertinentes para protegernos del contagio masivo a lo largo y ancho del territorio nacional. Muchos amigos y familiares nos han dejado un gran vacío en el corazón, dos años después se empieza una nueva etapa en nuestras vidas, el virus empieza a desaparecer o por lo menos los contagios hoy son muy pocos. Bendito nuestro Dios que, amparado por él y nuestra fe, el país se empieza a recuperar de esta maldita enfermedad que nos puso a meditar a todos los habitantes del mundo. Bueno, la alegría no nos duró mucho, porque estalla la guerra de Rusia contra Ucrania, lo cierto es que no tenemos paz, si no es una es la otra y quien sabe cuántas nos esperaran a lo largo del tiempo. No quiero alarmarlos, pero es inevitable las consecuencias que esta guerra nos traerá, ya lo empezamos a percibir.

La economía del mundo empieza a verse devastada por los incrementos, principalmente en los precios de los combustibles, por ende, nos incrementa los precios en la mayoría de los artículos de consumo masivo.

Desde ya les quiero hacer un llamado de mente, para que analicemos el futuro de cada una de las economías familiares. Preparémonos, reunámonos con la familia y hagamos un plan a corto, mediano o largo plazo, para no vernos sorprendidos en poco tiempo, recordemos que el mundo está en peligro. Ya en África están viviendo las consecuencias, no permitamos que la pandemia del hambre nos azote, es aquí donde quiero llegar, hacerles un llamado y incentivarlos para que volvamos a la tierra, hay mucha desocupada, pero es aquí donde tenemos que tomar decisiones, principalmente fuera de la Gran Área Metropolitana.

Hay muchos productos que son fáciles de cultivar y no requerimos mucho espacio, asesorémonos primero y luego lo hacemos. Desde ya hacer un llamado a las autoridades del nuevo gobierno para que dirijan la mirada en apoyo al agricultor, ya sea, grande, mediano y principalmente al pequeño, que día a día sale al campo con el afán de sembrar la semilla que será cultivada en 3, 4, 8, 12 meses. De todo lo que cultivemos muchas veces podemos intercambiar con nuestros vecinos, un ejemplo, un cuartillo de frijol por una tamuga de dulce y podríamos mencionar muchos otros productos, es solo un ejemplo.

Si no tenemos tierra otro la tiene, lo que falta es voluntad para hacerlo, pero ante todo sin dejar de lado la buena amistad, sinceridad y mucho apoyo.

Otro aspecto para tomar en cuenta sería fortalecer las organizaciones comunales, llámese asociaciones de desarrollo, asociaciones de productores, cooperativas, comités, en general y poner en práctica los encadenamientos de productos, para fortalecer las economías en cada una de las regiones de nuestro país.

 

Enviado por Carlos Mora Vargas.

Correo: Carlosmorav48@gmail.com

Número: 8701 1663