Prensa Scotiabank / Redacción

 El ahorro es una práctica esencial que impacta de manera positiva la vida de las persona y es un hábito que permite mantener una provisión financiera para hacer frente a imprevistos que puedan alterar el equilibrio económico de las personas o familias y que brinda la capacidad para alcanzar las metas y sueños de cada individuo.

De acuerdo con la especialista de Scotiabank, estos son 10 recomendaciones indispensables para desarrollar el hábito del ahorro de forma oportuna con el objetivo de mejorar la salud financiera en el corto, mediano y largo plazo:

  1. Defina sus objetivos y el plazo para cumplirlos: dar un sentido al ahorro es la mayor motivación para iniciar con esta práctica. Defina qué objetivos desea cumplir en el corto (6 meses), mediano (2 años) y largo plazo (10 años o más). Por ejemplo, contar con un fondo para emergencias, comprar un vehículo o una casa, viajar o iniciar un fondo para el retiro, entre otros.

Cuando una persona establece su objetivo y el plazo para lograrlo, le resultará más sencillo determinar el monto de dinero que debe ahorrar. Por ejemplo, si se desea realizar un viaje familiar en un año, y el costo total del viaje es de $2.500 dólares, la persona deberá ahorrar mensualmente $208 al mes, aproximadamente.

 

  1. Elabore un presupuesto: el primer paso para definir la capacidad de ahorro es identificar y ordenar los ingresos y gastos de la persona o la familia. El presupuesto permite definir la cantidad de dinero que se destina en un periodo específico (semanal, quincenal o mensualmente) a gastos fijos, gastos variables y ahorro.

Incluir un monto fijo para ahorro en el presupuesto es una práctica esencial para desarrollar este importante hábito. El porcentaje de dinero por ahorrar se definirá con base en los objetivos y metas de cada persona. Ahorrar requiere planificación, no basta con guardar el dinero que sobra.

 

  1. Empiece su ahorro lo más pronto posible: para tener una buena salud financiera, lo ideal es destinar entre un 10% y un 20% de los ingresos a un plan de ahorro. No obstante, si para la persona es imposible destinar este porcentaje en la actualidad, se recomienda empezar con montos más bajos. Lo más importante es empezar cuanto antes.

 

  1. Seleccione el producto de ahorro adecuado para cumplir sus objetivos: lo ideal es seleccionar un producto bancario de ahorro que le ofrezca beneficios para cumplir con sus metas, como la generación de intereses.

Existen productos bancarios diseñados específicamente para impulsar los objetivos de ahorro de las personas. En el caso de Scotiabank, el banco ofrece la Cuenta Futura, que es una cuenta de ahorro programado para que las personas puedan ahorrar a su ritmo, mediante una simple programación automática que le permitirá alcanzar sus objetivos. Esta cuenta ofrece tasas de interés competitivas tanto en colones como en dólares. También están los productos de alto rendimiento como los Certificados de Depósitos a Plazo o los Fondos de Inversión recomendados para las metas a largo plazo.

 

  1. Gestiones sus gastos de forma consciente: recuerde siempre primero ahorrar y después gastar, no al revés. Revise detalladamente su presupuesto para determinar cuáles gastos podría reducir para aumentar su capacidad de ahorro. Otra recomendación importante es identificar los gastos hormiga y minimizarlos. También, cuando vaya a realizar una compra defina si es algo que necesita, compare precios y aproveche las ofertas para invertir mejor su dinero.

 

  1. Cuando reciba ingresos extraordinarios, ¡ahorre!: destine, al menos, el 30% de los ingresos adicionales que perciba durante el año, como el aguinaldo, para ahorro o para iniciar un plan de inversión.

 

  1. Busque asesoría financiera para hacer crecer sus ahorros: destine una parte de sus ahorros a inversiones que le ayuden a hacer crecer su patrimonio a largo plazo. La asesoría de especialistas en la materia para mejorar la gestión de su dinero es muy importante.

 

  1. Involucre a toda la familia: Enseñar a los más pequeños de la casa a ahorrar y a gestionar su propio dinero es tan importante como desarrollar hábitos de higiene, de convivencia o de alimentación, de esta forma, en un futuro podrán tener finanzas saludables. Ahorrar en familia, requiere trabajar en equipo para lograr objetivos comunes.

 

  1. Sea constante: el ahorro es un hábito que se construye con el tiempo. Mantenga la disciplina y enfóquese en sus objetivos.

 

  1. Revise y ajuste regularmente su presupuesto: examine su presupuesto y sus metas de ahorro al menos cada seis meses para asegurar de que esté en el camino correcto y para identificar oportunidades de mejora.

 

Los 10 mandamientos del ahorro para mantener una buena salud financiera

21 noviembre, 2023 3:44 pm

Prensa Scotiabank / Redacción

 El ahorro es una práctica esencial que impacta de manera positiva la vida de las persona y es un hábito que permite mantener una provisión financiera para hacer frente a imprevistos que puedan alterar el equilibrio económico de las personas o familias y que brinda la capacidad para alcanzar las metas y sueños de cada individuo.

De acuerdo con la especialista de Scotiabank, estos son 10 recomendaciones indispensables para desarrollar el hábito del ahorro de forma oportuna con el objetivo de mejorar la salud financiera en el corto, mediano y largo plazo:

  1. Defina sus objetivos y el plazo para cumplirlos: dar un sentido al ahorro es la mayor motivación para iniciar con esta práctica. Defina qué objetivos desea cumplir en el corto (6 meses), mediano (2 años) y largo plazo (10 años o más). Por ejemplo, contar con un fondo para emergencias, comprar un vehículo o una casa, viajar o iniciar un fondo para el retiro, entre otros.

Cuando una persona establece su objetivo y el plazo para lograrlo, le resultará más sencillo determinar el monto de dinero que debe ahorrar. Por ejemplo, si se desea realizar un viaje familiar en un año, y el costo total del viaje es de $2.500 dólares, la persona deberá ahorrar mensualmente $208 al mes, aproximadamente.

 

  1. Elabore un presupuesto: el primer paso para definir la capacidad de ahorro es identificar y ordenar los ingresos y gastos de la persona o la familia. El presupuesto permite definir la cantidad de dinero que se destina en un periodo específico (semanal, quincenal o mensualmente) a gastos fijos, gastos variables y ahorro.

Incluir un monto fijo para ahorro en el presupuesto es una práctica esencial para desarrollar este importante hábito. El porcentaje de dinero por ahorrar se definirá con base en los objetivos y metas de cada persona. Ahorrar requiere planificación, no basta con guardar el dinero que sobra.

 

  1. Empiece su ahorro lo más pronto posible: para tener una buena salud financiera, lo ideal es destinar entre un 10% y un 20% de los ingresos a un plan de ahorro. No obstante, si para la persona es imposible destinar este porcentaje en la actualidad, se recomienda empezar con montos más bajos. Lo más importante es empezar cuanto antes.

 

  1. Seleccione el producto de ahorro adecuado para cumplir sus objetivos: lo ideal es seleccionar un producto bancario de ahorro que le ofrezca beneficios para cumplir con sus metas, como la generación de intereses.

Existen productos bancarios diseñados específicamente para impulsar los objetivos de ahorro de las personas. En el caso de Scotiabank, el banco ofrece la Cuenta Futura, que es una cuenta de ahorro programado para que las personas puedan ahorrar a su ritmo, mediante una simple programación automática que le permitirá alcanzar sus objetivos. Esta cuenta ofrece tasas de interés competitivas tanto en colones como en dólares. También están los productos de alto rendimiento como los Certificados de Depósitos a Plazo o los Fondos de Inversión recomendados para las metas a largo plazo.

 

  1. Gestiones sus gastos de forma consciente: recuerde siempre primero ahorrar y después gastar, no al revés. Revise detalladamente su presupuesto para determinar cuáles gastos podría reducir para aumentar su capacidad de ahorro. Otra recomendación importante es identificar los gastos hormiga y minimizarlos. También, cuando vaya a realizar una compra defina si es algo que necesita, compare precios y aproveche las ofertas para invertir mejor su dinero.

 

  1. Cuando reciba ingresos extraordinarios, ¡ahorre!: destine, al menos, el 30% de los ingresos adicionales que perciba durante el año, como el aguinaldo, para ahorro o para iniciar un plan de inversión.

 

  1. Busque asesoría financiera para hacer crecer sus ahorros: destine una parte de sus ahorros a inversiones que le ayuden a hacer crecer su patrimonio a largo plazo. La asesoría de especialistas en la materia para mejorar la gestión de su dinero es muy importante.

 

  1. Involucre a toda la familia: Enseñar a los más pequeños de la casa a ahorrar y a gestionar su propio dinero es tan importante como desarrollar hábitos de higiene, de convivencia o de alimentación, de esta forma, en un futuro podrán tener finanzas saludables. Ahorrar en familia, requiere trabajar en equipo para lograr objetivos comunes.

 

  1. Sea constante: el ahorro es un hábito que se construye con el tiempo. Mantenga la disciplina y enfóquese en sus objetivos.

 

  1. Revise y ajuste regularmente su presupuesto: examine su presupuesto y sus metas de ahorro al menos cada seis meses para asegurar de que esté en el camino correcto y para identificar oportunidades de mejora.

 

Periódico Enlace
Comparte en tus redes sociales:
Etiquetas:
Categorías Relacionadas: